16/11/2018

Del ‘mariconez’ al despido de Itziar Castro. ¿Por qué no remonta el ‘OT’ de los escándalos?

7 noviembre, 2018
715
Léetelo en 4 minutos

Hemos estado un año esperando con ansia la vuelta de uno de los programas que más nos emocionaron en 2017. Después de seis años sin emitirse, el formato volvió el año pasado y reventó los índices de audiencia. Muchos de sus concursantes se han convertido en cantantes profesionales y cuentan con miles de seguidores tras ellos. Pero entonces, ¿por qué estamos ya cansados de esta edición?

El programa no se había estrenado y ya estaba lleno de polémicas. Mientras que el año pasado conocimos a los concursantes en la gala 0, este año la organización de Operación Triunfo decidió exponer a los chicos una semana antes de su comienzo. Lo que permitió a la audiencia poder juzgar a los jóvenes sin siquiera conocerlos.

Una de las grandes polémicas con las que arrancaba la nueva edición era la de Luis. El joven fue tachado de homófobo y facha después de que se filtraran unas fotos suyas con la bandera de España y junto al rey emérito. El chico se vio envuelto en una oleada de críticas que no pudo ni refutar. Puede que no tuviera nada que ver, pero Luis no convenció a la audiencia con su actuación y, finalmente, se quedó a las puertas de entrar en la academia.

El programa siguió como estaba previsto. Los concursantes cantaban canción tras canción y gala tras gala. La audiencia parecía ser similar a la edición pasada, pero los chicos no parecían contentar a los profesores ni al jurado. Si el año pasado ya teníamos claro a estas alturas nuestros favoritos, este año parece que escogemos el favorito de la semana dependiendo de quién está envuelto en tal o cual escándalo… Porque exceptuando a Alba o Natalia, ¿quién recuerda los nombres de los demás? Y es que parece que el programa tampoco se preocupa en recordárnoslos.

Otro de los grandes revuelos de la edición fue la ya famosa ‘mariconez’. En la gala 4 del programa, María y Miki tuvieron que cantar el clásico de Mecano Quédate en Madrid, un tema bastante apropiado ya que Ana Torroja debutaba este año como jurado. El problema comenzó cuando María preguntó si podían cambiar la palabra ‘mariconez’, ya que no se sentía cómoda cantándola. Desde ese momento, las redes se vieron envueltas de comentarios por parte de la audiencia e incluso del jurado. La integrante de Mecano y Joe Pérez-Orive comenzaron una campaña en contra de la decisión de la joven sin que ella supiese nada. El escándalo fue tan grade que incluso la directora de la academia, Noemí Galera, tuvo que intervenir para defender a los chicos. Una simple petición sin ningún tipo de mala fe acabó con una serie de abucheos hacia Ana Torroja por parte del público.

Pero como al parecer no les gusta estar tranquilos, la semana siguiente otro desafortunado comentario hizo tambalear las redes. Todo comenzó cuando Dave, uno de los concursantes, dijo “yo me he cagado en la Falange”. La directora, entonces, añadió: “En esos también me cago yo. Y si no, que vengan”. Unas declaraciones que provocaron la reacción de la Falange Española de las JONS, que finalmente recibió las disculpas de Televisión Española a través de un mail por el “comentario desafortunado”, aunque lo consideraron “insuficiente”. Twitter no tardó en reaccionar, y rechazó las medidas tomadas por TVE1 con la creación del hashtag #yotambiénmecagoenlafalange, al que han acompañaron con todo tipo de relatos sobre las vidas que se vieron truncadas.

Uno de los últimos revuelos ha sido el despido de la profesora de interpretación Itziar Castro. En las últimas semanas hemos podido ver cómo amigos de la actriz y exconcursantes se manifestaban en contra de la decisión del programa. El declive de la edición parece ser toda una realidad, lo que ha hecho que la organización de OT decida prescindir de una profesora para poder sustituirla por los Javis. El programa se exculpaba diciendo que Castro “no había conseguido los objetivos propuestos por la academia” y por eso procedieron a su despido. La vuelta de los Javis prometía ser una oleada de aire fresco, pero la pareja ha vuelto a la academia por la puerta de atrás… Casi a hurtadillas entraban los profesores de interpretación, sin ningún tipo de bienvenida ni anuncio por parte del programa.

itziar ot 2017

Puede que estén intentando revivir la edición pasada y no se den cuenta de que esto ya no es lo que era. Lo poco gusta y lo mucho cansa, aunque no esperábamos cansarnos tan rápido.

Siguiente artículo
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.