15/10/2019

La mejor foto del mejor Orgullo de Madrid

6 julio, 2019
Léetelo en 3 minutos

Madrid, 4 de julio de 2019, 19 horas. Cuatro vecinos de Chueca disfrutan de su plaza, en pleno Orgullo, minutos después de la mítica Carrera de Tacones. Como hubieran hecho hace cincuenta, sesenta o cien años: con sus sillas, en la calle, tomando la fresca. Madrid, julio de 2019, Rocío Monasterio asegura: “El orgullo es una caricatura denigrante”, algo que también podríamos haber escuchado hace cincuenta, sesenta o cien años. Pero lo triste es que lo sigamos escuchando hoy. Y lo bonito es que veamos hoy esta estampa atemporal en el corazón del que es, posiblemente, el barrio más LGTBI del mundo.

La diferencia es obvia. Nos quedamos con la estampa de los vecinos de Chueca. Es el Madrid real. Y eso ha sido siempre también Madrid: una ciudad en la que la vorágine del día a día no ha impedido que se mantengan las tradiciones más arraigadas. Por eso se puede producir una foto como esta que, sin duda, es la que refleja el mejor Orgullo de Madrid.

Por supuesto que es lícito que haya personas a quienes no les gusta el Orgullo. Como existimos aquellos a los que no nos gusta el verano y preferimos el invierno. Pero no por ello pretendemos prohibirlo, entre otras cosas porque sería imposible. Como es imposible poner puertas al ‘campo del Orgullo’, y más aún, mandarlo a la Casa de Campo… El verano (y su espantoso calor) llega año tras año. Y el Orgullo también. Forma ya parte de la identidad de Madrid. Pero al contrario que el verano, el Orgullo se ha expandido y dura los 365 días del año.

¿Quién nos iba a decir que esta ciudad que hace cincuenta, sesenta o cien años estaba llena de ‘rocíosmonasterios’ mientras los ‘abueletes’ sacaban su silla a la fresca –como siguen haciendo hoy– se iba a convertir en una de la más LGTBI del mundo? Todo eso ha sido gracias a un evento como el Orgullo que, poco a poco, ha ido expandiendo su tolerancia y diversidad arcoíris en el día a día, que es cuando es importante que esté presente, no solo en cuatro días marcados en el calendario.

Por eso, esta foto es la mejor foto del mejor Orgullo. No porque el Orgullo de Madrid sea el mejor, que lo es, aunque eso es opinión, no información. Sino porque refleja el mejor lado del Orgullo, y esto sí que es información. Es un clarísimo ejemplo de fotoperiodismo: pasar por la Plaza de Chueca, tras la carrera de tacones, ver que está llena de jóvenes [a los que no hay que explicar que la vida tiene un lado LGTBI] sentados en el suelo y cuatro ‘abueletes’ sentados en sus sillas, a la fresca, como hace cincuenta, sesenta o cien años.

Esta foto demuestra que la realidad LGTBI se ha integrado a la perfección en el día a día de la ciudad. Este testimonio gráfico plasma que, efectivamente, Madrid es un Orgullo. Le pese a quien le pese. Y esto es información. Sin trampa ni cartón.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.