23/11/2019

Beatriz Luengo publica ‘El despertar de las musas’: “Una se tiene que defender con su trabajo creativo”

14 octubre, 2019

La cantante, compositora y productora Beatriz Luengo se estrena también como autora con su primer libro, El despertar de las musas. En él, reivindica la figura de doce mujeres y, a la vez, ella misma se confiesa a partir de sus vivencias personales y artísticas. Igual que hace en esta entrevista.

Un año después de defender su último álbum, Cuerpo y alma, presenta su primer libro, en el que se ha apoyado en las ilustraciones de Marta Waterme, con la que también colaboró en su disco. Su intención era crear algo más que un libro en donde reivindicar figuras como la modelo Waris Dirie, Mileva Maric o María Magdalena, “que no aceptaron ningún no y lograron su sueño a pesar de las adversidades”. También aprovecha para compartir algunas de sus experiencias personales, en un formato distinto al de la autobiografía, que le llamaba menos.

“La reina de los crayones rojos” –si no conoces este título que la hizo viral, investiga en las redes– se autorreivindica también con este lanzamiento como artista polifacética que es, algo que siente que no siempre se le reconoce como le gustaría. “Y que tiene que ver muchas veces con el machismo que sufrimos todos, muchos hombres también”. Su principal deseo es “que en este momento de empoderamiento veamos el vaso medio lleno”.

“El que es homófobo, también es machista y racista”

SHANGAY ⇒ ¿Por qué te animaste a escribir este libro?
BEATRIZ LUENGO ⇒ Me parecía muy interesante escribir sobre los distintos tipos de situaciones que genera el machismo, y que frenan a mucha gente a la hora de soñar o lograr sus objetivos. Yo soy muy pesada para prepararme para cualquier cosa: doy clases de todo, estudio todo lo que puedo…, nunca me veo suficientemente preparada. Pero las libretas y los bolígrafos han sido parte de mi vida siempre. En mi evolución me resulta lógico y natural que ahora haya escrito este libro.

Cuando conocí a Yotuel [Romero, su marido] con 18 años, enseguida me dijo “tenemos que convertir todo lo que hay en estas libretas en música. No puede ser que estés interpretando canciones de otros cuando tienes este material propio”. Así fue surgiendo mi estilo, que si resultaba tan urbano era por la manera en que Yotuel encajaba mis textos en sus melodías. De mis textos ha surgido siempre mi música, y gracias a la experiencia que tengo componiendo para otros me resultó más fácil ponerme en el lugar de otras personas al escribir este libro.

SHANGAY ⇒ Un libro que también supone una herramienta de activismo…
BEATRIZ LUENGO ⇒ También. Por mi naturaleza, yo no me habría vuelto tan peleona si solo hubiese utilizado mi propia experiencia como inspiración. Nunca hablo de lo que siento que merecía o no, o de si el trato que he recibido es justo o no, eso lo defiende en redes la gente tan bonita que me sigue. Siento que la vida ha sido muy generosa conmigo, sigo consiguiendo cosas que ni imaginaba que podía tener. Pero sí he adoptado esa actitud para estas mujeres sobre las que he escrito, y me ha hecho mucho bien. Porque en las reflexiones que hago sobre cada una desde nuestro siglo XXI sí hablo en primera persona. Al defenderlas a ellas, me defiendo también a mí.

SHANGAY ⇒ ¿Te sientes mejor ahora que eres capaz de reivindicar tu lugar en la industria a la que perteneces?
BEATRIZ LUENGO ⇒ Creo que una se defiende con su trabajo creativo, el resultado de tu obra es el que habla. Yo duermo tranquila, a pesar de la hostilidad que siento de algunas personas. Tengo ocho nominaciones a los Grammy, todos los artistas que siempre he admirado me llaman para escribir con ellos, he cantado con Alejandro Sanz, he recibido comentarios increíbles de ídolos como a Mala Rodríguez o Rosalía… Soy una madre que va a poder contarle a su hijo muchas historias que le sirvan para superarse a sí mismo.

La subestimación y los prejuicios nos alargan mucho el camino, es injusto. Estamos rodeados de demasiada gente con inseguridades mal gestionadas que solo buscan arrodillar ante sí mentalmente a todo el mundo que se encuentran por la calle. Esa gente no me interesa, resta a la sociedad. Porque si te paras a pensar, el que es homófobo, también es machista y racista.

 “Estamos rodeados de demasiada gente con inseguridades mal gestionadas”

SHANGAY ⇒ En la época en que te sentías subestimada, ¿llegaste a subestimarte a ti misma?
BEATRIZ LUENGO ⇒ Para nada. En un momento de mi vida me llené de mucha inseguridad, fue en la época de UPA [Un paso adelante]. Porque cuando sientes una gran expectativa sobre tu persona y no estás preparada para afrontar lo que te llega, te vuelves insegura. La madurez que te da la tele no es real, yo empecé a rodar la serie con 17 años… Como soy tan responsable, cuando iba a actuar [con UPA Dance] en un estadio lleno de gente, de repente sentía que igual no era lo suficientemente buena para todas esas personas… Las expectativas de los demás asustan.

Creo que hice cosas mal, como irme a Francia a vivir y desaparecer, cuando no existían las redes y nadie sabía qué estaba haciendo allí. Por eso me sentía subestimada cuando volvía. Después de cantar en los Champs Elysées y lograr discos de oro en media Europa, me preguntaban “¿pero sigues cantando?”. Sufrí mucho, pero con el tiempo me he dado cuenta de que era una falta de comunicación, sin más.

SHANGAY ⇒ ¿Qué te preocupa de la posible reacción inicial ante tu libro?
BEATRIZ LUENGO ⇒ Que haya quien piense que es parte del merchandising de otro proyecto. Porque nada más lejos de la realidad, siempre he huido de eso. Mira que me han propuesto, como artículos de merchan, autobiografías, libros contando cómo viví esto u lo otro… Me he documentado enormemente para poder tratar temas tan serios como la mutilación genital o las ‘mujeres vasija’, para que nadie pueda decir que es un libro hecho sin rigor.

SHANGAY ⇒ Coincide el lanzamiento de tu libro con otros firmados por Zahara, Nathy PelusoBrisa Fenoy. Cada vez os diversificáis más, y demostráis que no tiene sentido decir “si cantas no puedes hacer otra cosa”…
BEATRIZ LUENGO ⇒ Igual que hubo una época en la que si tú eras bailarina, no podías ser cantautora. Y recuerdo que mi discográfica me decía que si quería que se me considerara una cantautora, tendría que vestir con un rollo más perroflauta y menos Jennifer Lopez… ¿No puedes combinar la inspiración de las coreografías de JLo y de la música de Bebe, que para mí era un referente importante? Eso existía aún hace nada.

La música y la literatura están muy próximas; cuando eres compositora de música y decides escribir un libro ya vienes con una manera definida de cómo te expresas. Y yo siempre he recurrido mucho a la ironía. Ya me había reído de mi poliacento en Lengua…, y en el libro he vuelto a utilizar aquello que me dolía, porque me lo lanzaban como arma, para darle la vuelta a través de la creatividad.

FOTOS: JOSEMA MATEOS

EL LIBRO EL DESPERTAR DE LAS MUSAS ESTÁ PUBLICADO POR DESTINO.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.