16/01/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Jedet: “Hay quien cree que soy una zorra, cuando en realidad soy una cachorrilla”

7 julio, 2020

Todo lo hace Jedet a corazón abierto. Escriba, actúe, pinche o cante. Todavía no la hemos visto en la serie Veneno –aparece a partir del tercer capítulo–, y se acaba de reincorporar al rodaje, suspendido durante la crisis del coronavirus. Coincidiendo con la salida del confinamiento, ha visto la luz su libro Efecto mariposa. Y fue también una de las pregoneras del Orgullo 2020 de Madrid.

Asegura Jedet estar sorprendida de lo positivas que han sido las primeras reacciones a este diario, que ella misma explica en el prólogo que “está compuesto por reflexiones, confesiones, conversaciones reales e imaginarias que he querido guardar, frases, poemas y letras de canciones que nunca han visto la luz”. Ahora todo ese material es público y da forma a un libro que tiene una misión clara: “Con él cierro una etapa de mi vida, como hice con mi anterior diario. Me siento muy afortunada, porque escribir es lo que me sana. Lo voy a hacer toda la vida, porque para mí es tan necesario como respirar”.

SHANGAY ⇒ A juzgar por Efecto mariposa, cierras una etapa de claroscuros, con predominio de momentos oscuros…
JEDET ⇒ Tuve que releerlo antes de publicarlo, y me pareció muy duro lo que cuento. Fui escogiendo los textos que más podían aportar sobre los temas que trato. Muchas cosas ni las recordaba, y menos mal que ya no estoy ahí. Gracias a dios, estoy en otro momento de mi vida.

“Me hizo muy feliz que el pregón del Orgullo tuviera tanta presencia trans”

SHANGAY ⇒ ¿Cómo viviste recopilar todos esos textos y saber que los íbamos a leer?
JEDET ⇒ Solo lo pensé cuando me llegaron los ejemplares a casa y dije “mierda, que ya es oficial, y mi madre, mi yaya, mi mejor amiga lo van a leer…”. Porque muchas cosas nunca las había contado a mi familia y mis amigos. Decidí que lo mejor era olvidarme, y a otra cosa.

SHANGAY ⇒ ¿Lo ha leído tu madre ya?
JEDET ⇒ No le he preguntado [risas]. Ella es muy precavida: ve y lee todo lo que hago, pero pocas veces me hace comentarios al respecto; solo cuando me meto en algún lío y me dice “podías haberte callado la boca, hija mía”.

SHANGAY ⇒ Arranca el libro con una advertencia: “Me desnudo ante ti pero no quiero que me comentes nada de lo que vas a leer aquí”. ¿Por qué?
JEDET ⇒ Es mi comodín salvavidas, una forma de protegerme. Todo lo que comparto es tan íntimo que no quiero sentirme vulnerable todo el tiempo, que la gente se crea con el derecho de hacerme preguntas sobre lo que comparto en él todo el rato. No quiero preguntas por puro morbo.

SHANGAY ⇒ Te muestras incómoda sobre el morbo que tu transición pueda despertar en mucha gente…
JEDET ⇒ Es que hasta que no lo experimentas, no te das cuenta de lo real que es. Abrumador en muchas ocasiones. Ahora estoy en otro momento. Creo que la gente piensa que soy una zorra, por lo que proyecto [risas], pero si prestan atención se darán cuenta de que lo que soy es una cachorrilla.

Jedet, en el pregón del Orgullo 2020

SHANGAY ⇒ Se da por hecho que tener una imagen pública tan poderosa como la tuya puede con todo en la vida…
JEDET ⇒ Y es mentira. De hecho, llegué a un punto en el que quise dejarlo todo, no podía más. Al final no lo hice, pero no me veo yo con esta vida hasta los ochenta años. Me hacen más feliz otras cosas que mi carrera; sueño con mi casa en Andalucía, formar mi familia, casarme, montar mi negocio y vivir tranquila. Me veo cerca de los treinta… ¡y no me veo haciendo la mamarracha hasta los setenta!

SHANGAY ⇒ ¿Quieres formar una familia?
JEDET ⇒ Sí, pero no con hijos, que no quiero tener; con mi marido, mis mascotas y mis mejores amigas.

SHANGAY ⇒ ¿Has querido compartir el inicio de tu transición para ayudar a personas a las que tus testimonios les puedan ayudar?
JEDET ⇒ Si ayudo a una sola persona que me lea, o que escucha una de mis canciones, seré feliz. Pero esa nunca es la intención de mi arte, sino una colateral: lo que busco es expresarme y vivir una catarsis.

SHANGAY ⇒ ¿Verán la luz en forma de canciones las letras inéditas que compartes en el libro?
JEDET ⇒ Algunas ya están grabadas, aunque todavía no las he sacado. Pero no sé qué pasará…, nunca me planteo las cosas, las voy haciendo según me da. Quizá podría tener más éxito si tuviera un planning para todo lo que hago, pero me me proporciona más felicidad ir actuando según lo siento.

“Comparto desde el texto más depresivo hasta la crema que uso, no me parece incompatible hacerlo”

SHANGAY ⇒ ¿Choca en ocasiones tu perfil de influencer con la Jedet artista?
JEDET ⇒ Como persona puedo ser la más profunda y la más frívola. No creo que me haga superficial usar pintalabios o ponerme un tratamiento para tener la piel hidratada. Comparto desde el texto más depresivo hasta la crema que uso, porque la gente quiere saberlo todo de mí, desde qué producto uso para tener unos labios apetitosos hasta por qué me duele el corazón. No me parece incompatible hacerlo.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué quisiste que Filip Custic diseñara la portada?
JEDET ⇒ Filip es mi amigo desde hace años, y queríamos trabajar juntos. De hecho, iba a diseñar la portada del single En Miami, pero no lo vimos. Decidimos esperar a otro proyecto, y cuando nació el libro le dije que este era el momento. Le conté lo que quería expresar, le enseñe textos y luego él tuvo la idea. Me fiaba por completo de él, y le dejé crear libremente. De hecho, yo aún no sabía cómo iba a titular el libro, y cuando Filip me dijo que lo veía como un efecto mariposa, vi que ya tenía el título. Cuando vi la portada por primera vez, me emocioné.

SHANGAY ⇒ Me sorprendió leer que te molesta que te pregunten tanto por tu transición…
JEDET ⇒ Porque no dejan que que las cosas fluyan de una manera natural. Si me nace compartir algo, ya lo voy a hacer yo, si te doy el dedo no me cojas el brazo. Porque hay gente que se cree con el derecho de exigirte lo que tienes que compartir y lo que no. Es como con Pablo Alborán, que hay quien le ha criticado por haber salido del armario ahora. ¡Lo ha hecho cuando le ha salido de los huevos! Por ser un personaje público no tienes obligaciones con nadie, solo debes vivir tu vida como quieras, y que te siga quien quiera, no tenemos ningún contrato firmado.

SHANGAY ⇒ En el libro también plasmas algo que ya muchos sabemos, que La Veneno te dio fuerzas para salir de superar ese momento en que no sabías si seguir o no en el mundo del espectáculo…
JEDET ⇒ La conexión con Cristina existe desde hace mucho tiempo. No sabes la de veces que alguien me ha dicho que le recordaba a La Veneno, incluso cuando tenía barba… Desde que tengo conciencia, me he sentido muy conectada a ella. Y fíjate, he terminado interpretándola en la serie.

SHANGAY ⇒ Echando la vista atrás, ¿cómo viviste el confinamiento?
JEDET ⇒ Al principio mal, y luego bien; me ha dado tiempo a vivir muchas cosas. Incluso a que me rompieran el corazón… otra vez. Pero ya no lo paso igual de mal que antes, me llevo lo nuevo. Siguiente [risas]. Mi mejor amiga me recordó que siempre estoy más centrada en lo que no tengo que en lo que tengo, y que por eso siempre me falta algo. He vivido así mucho tiempo, pero desde hace unas semanas estoy poniendo el foco en lo que tengo, y soy mucho más feliz.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo has vivido la recepción tan positiva a Veneno?
JEDET ⇒ No me imaginaba otra. No tienes que ser fan de La Veneno para que te guste; ya el primer capítulo es tan especial y tan bueno que era imposible que tuviese un mal recibimiento. Y cuando acabé de ver el segundo parecía un mapache de lo que lloré… Yo apareceré ya en el tres, así de que momento tranquilita, que no me van a llover palos [risas]. Pero si me critican, ahora ya me dará igual; ojalá hubiese tenido esta actitud cuando empecé en la industria, porque entonces me afectaba todo mucho. Ahora solo me afecta estar mal con alguien a quien quiero, o que me rompan el corazón, o que mi madre se enfade conmigo. Cualquier mierda que me digan en Instagram, no.

“Me genera ansiedad no haber terminado de grabar ‘Veneno’, porque en mayo me iba a operar”

SHANGAY ⇒ El hecho de que el rodaje de Veneno se vaya a prolongar más de lo previsto, ¿te alegra?
JEDET ⇒ No. Me genera mucha ansiedad y mucho estrés, estoy harta. Me hace feliz que volveré a ver a todos mis compañeros cuando vuelva a grabar en julio, pero la broma ya dura demasiado. Llevo en el proyecto mucho tiempo, tenía que haber terminado en abril, y tengo una vida que atender también, que se para cada vez que grabo. En mayo me iba a operar, para después recuperarme y pasar el verano tranquila con mis amigas, y al final es que no desconecto nunca. Yo no serviría para hacer Cuéntame… Me gusta lo breve; lo haces, y a otra cosa, que si no me agobio.

SHANGAY ⇒ ¿Te crea una presión extra que vayamos a vivir contigo todas las etapas de tu transición?
JEDET ⇒ Me parece bonito, porque siento mucho apoyo. Es guay dejarlo ahí publicado, porque en este caso sí creo que mi experiencia puede ayudar a alguien. Es una experiencia vital por la que pasamos muchas personas, y de la que no hay demasiada información. Y puede que mi historia ayude a una niña que me sigue en un pueblo. Así que me hace ilusión compartirlo, siempre que sea bajo mis términos y mis tiempos.

Muchas veces me he preguntado cómo habría sido el proceso si lo hubiera vivido de manera anónima… Quizá hubiera tenido más paz. Pero cuando tengo momentos de bajón, cojo el teléfono y veo los comentarios de mis seguidores, que siento como un abrazo; si no estuviera compartiendo el proceso es algo que no habría tenido, así que me compensa.

SHANGAY ⇒ ¿Qué ha supuesto para ti ser una de las pregoneras del Orgullo de Madrid este año?
JEDET ⇒ Me ha hecho muy feliz que este año el pregón tenga tanta presencia trans. A veces siento que el Orgullo está exclusivamente enfocado al hombre gay cis y blanco. Creo que era importante que nos diesen voz y visibilidad a la comunidad trans, ya que somos las más afectadas por el odio, nuestros derechos siguen siendo mínimos y nuestra existencia es cuestionada constantemente.

EL LIBRO EFECTO MARIPOSA ESTÁ EDITADO POR PLAN B

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.