fbpx
04/12/2022

Nya de la Rubia: “Hay que tener dos ovarios para no venderte a ningún precio”

24 marzo, 2021

Nya de la Rubia se hizo muy popular gracias al personaje de Lola Requena en la serie Mar de plástico, pero ni una repercusión como esa le hizo olvidarse de su otra gran pasión, además de la interpetación: la música. El lanzamiento de su nuevo single, Lo juro, ha supuesto para ella, en cierto modo, un volver a empezar como cantante.

“Esta soy yo”, dice Nya de la Rubia de Lo juro. Asegura que cuando empezó a escribir las letras de sus temas se sentía como en terapia, “era mi manera de construir un diario”. Vivía en el barrio de Triana, en Sevilla, y su primer grupo, que creó con otra chica, se llamaba Callejeras. Ahora dice el nombre y le entra la risa. “Es que era muy fuerte”, recuerda. A la vez que empezaba con la música, estudiaba interpretación, y poco a poco le fueron saliendo castings. “Al principio, las dos carreras iban igualadas”, recuerda, “hasta que llegó Mar de plástico”.

Nya confiesa que en un principio no pensó que pudiera vivir de la música. “Lo veía como un hobby, y componiendo se me pasaban los días, pero no me parecía una carrera posible; también porque mi madre me lo decía todo el rato. Ella, muy sincera, me hizo ser consciente de que no tenía una voz perfecta; tenía mucho potencial pero no sabía controlarlo”. Fue buscando su estilo, y cuando se vino a vivir a Madrid, con 20 años, comenzaron a salirle conciertos. “A partir de ahí, vi claro que lo importante era que tenía una voz con personalidad”.

Su madre le cantaba copla de pequeña, y para Nya de la Rubia, que ahora tiene 34, siempre ha sido su principal inspiración. “También porque siempre ha sido una gran luchadora”, añade. “Aunque es verdad que me encantaban artistas como Mónica Naranjo”. Una superviviente nata, como Nya, que recuerda que llegó a Madrid con ganas de comerse el mundo, y vio que no sería tan sencillo. “Mi mundo es muy difícil; hay que ir pasito a pasito, luchando mucho. Y estoy muy contenta de lo que he conseguido hasta ahora”.

“Lo importante es tener una voz con personalidad, no una perfecta”

Compaginar sus dos carreras no es fácil, aunque está contenta de ver que cada vez más gente la conoce por sus dos vertientes artísticas. “No es fácil llevarlas adelante a la vez, pero bueno, el día que me agobio porque no doy abasto, me tomo una tila”, dice riendo. “Soy muy positiva, le echo muchas ganas a todo lo que me propongo”. En este momento, se esfuerza por que se conozca todo lo posible su single Lo juro.

Asegura que para ella su sonido actual es la evolución lógica de su música. “Tiene mucho que ver con Callejuelos”, que publicó hace ocho años. “Porque habla de mí de una manera directa. En ella dejo claro que juro que no voy a vender mi arte ni por nada ni por nadie”. ¿Por nada de verdad? “Todo el mundo dice que tenemos un precio… Yo no lo tengo. Alguna vez he vivido situaciones en que podía haber puesto ese precio y no lo hice. Hay que tener dos ovarios y ver claro que coger el camino fácil no siempre es lo mejor”.

“Hice canciones más comerciales, por llegar a un público mayor, que ahora prefiero ni escuchar”

Siempre le ha tirado fusionar el flamenco y lo urbano, y en su último single vuelve a hacerlo. “Cuando aún vivía en Triana, lo que más escuchaba era música funky y r’n’b. Entonces no quería saber nada del flamenco, no me transmitía nada”, confiesa. “Fue llegar a Madrid, meterme en una cueva flamenca, escuchar a artistas en directo… y todo cambió”. Y cuenta que hubo un tiempo en que se vio perdida como intérprete. “Intenté llegar a más gente yéndome por sonidos comerciales, reguetón y estilos así, y eso no me nacía de dentro. Lo que soy es lo que he hecho ahora”. Y no tiene reparos en decir que hay canciones que se podía haber ahorrado en su carrera. “Sin duda. Y prefiero ni oírlas. Lo suyo es estar en el ahora”.

Para el vídeo de Lo juro fichó como invitada a una fan de lujo: Daniela Santiago. “Es muy fuerte; estoy muy orgullosa de la manera tan bonita en que nos conocimos. Veneno me encantó, y ella en la serie, un escándalo. La busqué en Instagram y vi que me seguía, y le escribí para felicitarla. Me mandó un audio precioso en el que me decía que le encantaba desde Callejuelos, y se puso a cambiar la canción”.

“El gusto de las lesbianas está mejorando desde que no escuchan solo a Vanesa Martín o Malú”

A Nya le dio la vida ese mensaje, y aprovechó para contarle que el vídeo de Lo juro se grabaría en la cárcel de Segovia, en donde Santiago había rodado parte de Veneno. “Como el guion del vídeo es mío, me puse de inmediato a inventarme una trama para que ella pudiese estar”. Nya no dudó en que la aparición de Daniela tuviese un punto lésbico. “Por eso le escribí el papel de una guardia que se obsesiona conmigo”.

Que cada vez vea que más lesbianas aprecian su música le hace feliz. “En la comunidad son más de escuchar a Vanesa Martín o Malú. Se ve que les está cambiando el gusto… a mejor”, dice entre risas. Apareció recientemente en la serie Servir y proteger, y tiene varios proyectos a la vista “muy guays”. Pero, ahora mismo, lo principal es su música. “Voy a sacar este año Raíces, un EP, que además saldrá en vinilo, algo que me hace mucha ilusión”.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.