fbpx
31/01/2023

Víctor Gutiérrez: “El fútbol es el reflejo de todo lo que queda por avanzar”

15 diciembre, 2022
Léetelo en 6 minutos

Entrevistamos a Víctor Gutiérrez por la publicación de su primer libro: Balón amarillo, Bandera arcoíris. Un testimonio autobiográfico que desvela las dificultades de las personas LGTBIQ+ en el mundo del deporte.

Víctor Gutiérrez nos presenta Balón amarillo, Bandera arcoíris, una historia de superación, de autoconocimiento, que sorprenderá a los apasionados por el deporte. ¿Existe la homofobia en el deporte en pleno 2022?

Relacionado

Víctor Gutiérrez necesita poca presentación en esta casa: waterpolista de élite, periodista y secretario de Políticas LGTBI del PSOE, ahora, a su impecable currículum debemos sumarle su nueva faceta de escritor. Hace poco salió a la venta el libro que hoy nos presenta:Balón amarillo, bandera arcoíris.

Leer el libro de Víctor es como darle la mano al fantasma de las Navidades pasadas y adentrarse en un recorrido por la vida de un niño gay –apasionado por el waterpolo– desde su más temprana edad hasta la actualidad. En este viaje en el tiempo, descubrimos el angosto camino que siguen las personas LGTBIQ+ que han decidido dedicar su vida al deporte; desde el bullying en el vestuario hasta los reveses de su vida personal. Con todo y con eso, Víctor, que en un principio rechazaba su naturaleza y que necesitaba sobrevivir en un terreno hostil, se vistió de lo que no era para poder seguir coleccionando triunfos… Pero todo tiene un límite.

“Todos podemos ser un agente de cambio”

En 2016 decidió pegarle una patada a la puerta del closet y salió por todo lo alto, en portada de revista, anunciándolo a bombo y platillo. Y se convirtió en lo que siempre había querido ser: él mismo. Años después, volvió a ser noticia, aunque esa vez por un nuevo encontronazo con la homofobia. Durante un partido de waterpolo, un contrincante le espetó “maricón” en varias ocasiones. Víctor lo denunció y acabó haciendo historia, pues originó la primera sanción por homofobia en el deporte en España.

A lo largo de los doce capítulos que conforman el libro, también tiene tiempo de hacer un repaso para presentarnos a otros grandes deportistas de élite que quisieron romper las reglas. Ahora, en un plot twist del destino, ha acabado teniendo un hueco en la política como secretario LGTBI del PSOE, para defender los derechos del colectivo y allanar el terreno a generaciones venideras. 

Entrevistamos a Víctor Gutiérrez y hablamos sobre Balón amarillo, bandera arcoíris

SHANGAY ⇒ ¿Te ha resultado catártico contar tu historia?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Ha sido muy terapéutico, porque contar las cosas que uno ha vivido desde la madurez y la adultez es más sencillo. Sobre todo, cuando ya uno tiene una capacidad para hacer una valoración sobre lo que ha vivido. Tenía que hacer un viaje al pasado, a la infancia, a la adolescencia ,y me he dado cuenta de que había muchas heridas abiertas, cosas que había enterrado. Para mí ha sido muy doloroso y también muy sanador terminar de cerrar el círculo.

SHANGAY ⇒ ¿Crees que la pluma tiene espacio en el deporte de élite?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Bueno, efectivamente, creo que las cosas habrían sido muy diferentes si yo no hubiese sido una persona normativa. Seguramente, si hubiera sido alguien que se saliera de esos cánones en un deporte tan masculinizado como el waterpolo, habría tenido un camino más difícil. Realmente, no sé si habría sido capaz de llegar a la élite. Pero hay disciplinas en las que esta situación se elimina, como en el patinaje sobre hielo o en la natación sincronizada. Seguimos teniendo en la cabeza que hay deportes de chico y deportes de chica. Creo que hay que luchar contra el estigma y la homofobia, es algo transversal. Pero, evidentemente, hay disciplinas en donde, por estar asociadas a ser deportes femeninos, la situación, quizá, sea un poquito más fácil.

Víctor Gutiérrez

Cortesía Libros Cúpula

“El miedo a mostrarme tal y como era hizo que construyese un personaje con una coraza de cuyas piezas aún trato de desprenderme”

SHANGAY ⇒ ¿Has tenido contacto en alguna ocasión con otros deportistas gais conocidos que no se hayan atrevido a dar el paso?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ A día de hoy sigo recibiendo mensajes prácticamente diarios de chicos y chicas que me dan las gracias por haber dado el paso y que me cuentan que les he podido ayudar de una manera u otra en su vida. Entre esas personas, varias veces ha habido deportistas de otras disciplinas, pero por supuesto, ningún futbolista. Creo que hay todavía muchísimo miedo a mandar un mensaje y a que se pueda filtrar. Cuando miramos al fútbol, creo que vemos el mayor reflejo de todo lo que queda por avanzar.

SHANGAY ⇒ Corres como una niña es el título de tu capítulo octavo, y coincide con el título del último libro de David Guerrero. ¿No te parece llamativo lo universal que es el insulto machista en el deporte?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Sí, es un guiño a David, que es amigo mío. Quiso contar conmigo para un pequeño fragmento de su libro, y yo quise rendirle un homenaje por su activismo poniéndole el título del libro a uno de mis capítulos. Creo que no hay nadie mejor que David para desgranar cómo los roles de género afectan al deporte. Desde luego que esa frase es universal, cómo se utiliza para menospreciar las capacidades deportivas de las mujeres y, además, para insultar de una manera machista u homófoba a los niños.

“No permito que el hate maneje mi vida”

SHANGAY ⇒ También hablas del hate en RR SS… ¿Has aprendido a sobrellevarlo?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ La verdad es que sí, y es algo que se aprende a base de golpes y de disgustos. Lo sufrí con el episodio del insulto homófobo, y ahora que estoy en política, prácticamente todos los días. Afortunadamente, todo lo que he vivido me ha hecho estar curtido para este tipo de situaciones. El deporte me ha dado herramientas para gestionar la presión y las críticas. No te voy a decir que no me afecta, pero no permito que este hate maneje mi vida.

SHANGAY ⇒ La celebración del Mundial de fútbol en Qatar resulta desesperanzadora… ¿Cómo ves el futuro de las personas LGTBIQ+ en el fútbol?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Si ya lo teníamos complicado en el fútbol, esto del Mundial ha venido a manifestar que el camino que queda por recorrer es larguísimo. No solo porque se ha celebrado en un país en donde los derechos de las personas LGTBI están absolutamente perseguidos, sino porque cuando se ha intentado hacer activismo y darle visibilidad al colectivo este tipo de iniciativas se han encontrado con un gran cortafuegos por parte de la FIFA y por parte de la organización; con sanciones no solo económicas, sino también deportivas. Hasta hemos visto cómo han sacado de los estadios a personas por lucir banderas LGTBI. 

SHANGAY ⇒ Ayer se aprobó en el Congreso el dictamen de la ley LGTBI y trans. ¿Qué le falta para que vea la luz?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Estamos ya en la recta final. El día 22 la ley va al Congreso, y en principio la tendremos aprobada a falta de que vaya al Senado y quede aprobada definitivamente. Llevamos muchos meses trabajando para que salga adelante la mejor ley posible. Es una ley muy necesaria, muy esperada y que va a dotar de dignidad y de garantías al colectivo LGTBI. Especialmente, a las personas trans que, no lo olvidemos, son la letra más maltratada de la sigla, y quienes más necesitan nuestro apoyo.

Balón amarillo, bandera arcoíris está editado por libros cúpula

Relacionado

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.