Psicosis Gonsáles, la zorra madre de todas las travestis, cumple 75 años (y lo celebra con un recopilatorio)

Más que una drag queen, es la 'queen' de todas las drags. Ella inventó la reivindicación del insulto mucho antes de que 'Zorra' copara titulares. Hoy está de cumpleaños.

Psicosis Gonsález, la reina del cabaret, la diva del insulto. Foto: Álvaro Villarrubia.
Psicosis Gonsález, la reina del cabaret, la diva del insulto. Foto: Álvaro Villarrubia.
Nacho Fresno

Nacho Fresno

Plumilla poliédrico -escondido tras una copa de dry martini- que intenta contar lo que ocurre en un mundo más absurdo que random.

10 junio, 2024
Se lee en 6 minutos

Temas: , , , ,

Es la madre de todas las travestis porque está de vuelta de todo. Y ha hecho de todo, en todos los sitios, en los buenos y en los malos. Como la buena travesti que es. Psicosis Gonsáles cumple hoy 75 años y lo celebra de la mejor manera posible, sacando un recopilatorio de sus dos discos míticos de los 90: Psicodance y Una chica normal.

Aviso spoilers: este post es un homenaje sin filtros a una diva. Quien esto firma no se va a cortar en poner por las nubes a esa zorra que en los años noventa del pasado siglo nos alegró las noches vestida de rojo, mientras la insultábamos hasta quedarnos sin voz. Quien esto firma fue el presidente de su club de antifans, que se presentó en Morocco porque nos lo prestó Alaska para ello con Vampirella de secretaria. Y quien esto firma no se va a cortar en decir lo que piensa de esa furcia barriobajera, petarda y canalla que, subida a sus (rojos) tacones, repartía purpurina iluminando las noches de Madrid y media España.

Psicosis Gonsález portada de Shangay

La icónica imagen, ‘total look’ en rojo, de la diva.

De la mano de Luis Miguélez sacó sus dos discos. Hoy, en el día de su cumpleaños, y de nuevo junto a él, los recopila en un álbum para celebrarlo. Estos días previos, el productor le preguntó, «Psicosis, ¿cómo ha sido la tournée de esta última vuelta al sol?». Ella respondió: «Lo mejor ha sido estar junto a ti, me has sacado del pozo en el que estaba». «¿Pero estabas en un pozo?», le replicó él. «¡Pues no!», contestó ella antes de descojonarse. Esa sigue siendo Psicosis Gonsáles.

La mitad de estas canciones que hoy se recopilan fueron lanzadas en 1995 en un CD, hoy de culto, con el título Psicodance. La otra mitad en 1997 en ‘una’ cassette, aún más de culto, con el título de Una chica normal. Ahora ven de nuevo la luz a través de todas las plataformas de música digitales.

Psicosis Gonsález

Portada y diseño gráfico del recopilatorio, Mista Studio; digitalización, Mestre Rulos; estudios móviles Ovofrito (Lugo); productor artístico, Luis Miguélez; Productor, Miguélez Psicosis Producciones.

Ritmos calientes bailables, sonidos electrónicos y acústicos con melodías pegadizas, se juntan con letras atrevidas, siempre impregnadas de una carga erótica e irónica que es el sello inconfundible de la personalidad de la gran diva (y zorra) del cabaret, que es mucho más que ser una zorra de postal.

Valeria Vegas, a quien deberían nombrar ‘cronista del mariconismo del siglo XX’ (¿no existe acaso la figura del Cronista de La Villa? Pues su libro Libérate es un imprescindible de la historia LGTBIQ+ y queer de nuestro país), la ama. Y con razón. «Piscosis es el arte de la provocación. Cumplir esos años solo sirve para afirmar que Psicosis inventó la provocación. Nació con ella y, además, prolongó la vida del cabaret en un momento en el que en España era un género que languidecía, que no se estaba abordando lo suficiente. Y llegó ella, en los ochenta, noventa y un poquito más, a darle nueva vida y nuevas formas», nos dice cuando le preguntamos por su legado.

Cuando en 1996 salió la primera carroza del Orgullo, esa carroza, por supuesto era la de Shangay. Y en esa carroza, también por supuesto, estaba Psicosis Gonsáles con su característico outfit rojo y su rubísima peluca.

Primera Carroza del Orgullo de Madrid

La primera carroza que salió en el Orgullo de Madrid fue la de nuestra revista en 1996.

Ella había comenzado su carrera en el mundo del teatro en su Argentina natal como Norberto Di Giorno. Luego cambió de escenario y se peinó España de cabo a rabo. Sobre todo lo segundo, aunque seguro que algún que otro cabo cayó en sus redes. «A los 12 años me casé con el teatro, pero le fui infiel cuatro veces», asegura. «La primera vez, porque me enamoré de un marino, y lo dejé. Tenía solo 18 años y fue en Argentina, donde había empezado a subirme a los escenarios a los 12″, nos dijo hace unos años cuando la entrevistamos en su casa de Madrid, en pleno Malasaña.

«La segunda vez fue ya en Valencia. Me enamoré de un abogado. Tenía 25 años. En esa época mi nombre era Di Giorno. Tras el desamor, regresé a las tablas. ¡Es que siempre vuelvo! Yo era quien me producía mis propios espectáculos. Y la verdad es que fue una época muy dura. Me cansé de esperar. Esa fue la tercera vez. Harta de la lucha de esperar las llamadas telefónicas para buscar salidas a mis shows, lo dejé. Me metí a encargado de un bar», recuerda.

Psicosis Gonsález portada de Shangay

Psicosis Gonsález y Shangay, una relación que viene de lejos. Como no podía ser de otra manera, ella fue chica de portada.

Pero llegaron los años noventa, una década de grandes cambios en España: «Pues sí, en esos vuelvo al teatro, pero ya con Psicosis Gonsáles, no como Di Giorno. La presentación de mi primer disco, Psicodance, de la mano de Luis Miguélez, que fue el productor, fue en el mítico Joy Eslava, de Pedro Trapote. Allí había un maravilloso equipo capitaneado por Ramiro Jofre y Juan del Campo, que estaban asesorados por profesionales de la nueva escena cultural madrileña, como Fran de Gonari. Me trataron como a una diosa. Fueron unos años maravillosos. Recuerdo cuando nos conocimos tú y yo en el estreno de  Átame. Y montamos aquel maravilloso anticlub de fans, que presentamos en Morocco. ¡Cómo nos insultaron! Nos dieron hasta una página en El País poniéndonos verdes [risas]. ¡Qué años! Y mi vinculación a Shangay, que siempre ha apoyado el mundo del transformismo, las travestis. Cuando nos subimos todas a aquella carroza, la primera que salió en el Orgullo de Madrid… Fue en 1996. Era cuando empezaban las drags, y me miraban mal porque yo hacía desde despedidas de soltero hasta funerales, si me contrataban [risas]. Siempre lo he tenido muy claro. Me daba igual lo que pensaran».

Hoy, Psicosis Gonsáles, nuestra Psico, cumple 75 años. En Shangay la queremos mucho y, quien esto firma, directamente ama a esa furcia vestida de rojo. A esa travesti a la que puedes llamar así, drag o transformista. Porque como las buenas golfas, las de verdad, Psicosis es como la protagonista de la copla: ella es esa, la que no tiene nombre. Lo mismo la llaman Carmen que Lolilla que Pilar, se tiene que conformar. Pero por favor, la llames como la llames, que su apellido sea zorra, puta, furcia.

Ella hoy se pregunta cómo insultan los millennials y los centennials. Igual, Psicosis Gonsáles, deberías volver, por un día, a los escenarios, para comprobarlo. Piénsatelo un poco…

Shangay Nº 564
Portada de la revista Anuario 2023
  • Junio 2024
Shangay Voyager Nº 38
Portada de la revista Shangay Voyager 38
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023