15/12/2018

Paco León estrena ‘Arde Madrid’: “Que todavía sea noticia enseñar un pezón de hombre me sorprende”

7 noviembre, 2018
1897

Tras seis años de trabajo, por fin ve la luz su último proyecto, la serie Arde Madrid, que produce, dirige y protagoniza Paco León. Un nuevo reto que refuerza la idea de que el sevillano es un artista inclasificable. Algo que también quiere que se aplique a su vida, tal y como nos cuenta en esta entrevista.

De sobra sabemos que a Paco León le tira, y le inspira, mucho la familia. La serie Arde Madrid no iba a ser menos. Esta vez ha surgido del deseo de trabajar en un proyecto con su pareja, según cuenta. “Hacía mucho que Anna [R. Costa] y yo queríamos hacer algo juntos para una televisión de pago, porque veíamos que era donde había que estar”. Toparon con una anécdota que se convirtió en el germen de la serie. “El general Perón fue vecino de Ava Gardner en Madrid. Y mientras él ensayaba el discurso para su vuelta a Argentina, ella le gritaba desde el balcón ‘¡Perón, cabrón! ¡Perón, maricón!”. Empezamos a investigar todo lo que había detrás de esa relación y de esa dolce vita madrileña que vivió Gardner”.

Protagonizada por Debi Mazar, Inma Cuesta, Anna Castillo y Paco León, entre otros muchos, porque el reparto es amplísimo –sin contar los lujosos cameos–, Arde Madrid nos hace viajar a los primeros 60 en Madrid, cuando Ana Mari (Cuesta) y Manolo (León) se tienen que hacer pasar por marido y mujer para entrar a trabajar como empleados domésticos de la diva.

Ana Mari, instructora de la sección femenina, llega con una misión encargada por las altas cúpulas del régimen franquista: investigar si en los fiestones que celebra la estrella –casi– diariamente hay mucho comunista, para identificarlos. La nueva chica de servicio, reprimida –y virgen– se empieza a liberar a raíz de todo lo que ve y vive en esa casa. “Teníamos claro que no íbamos a hacer un biopic, por eso lo contamos todo desde el punto de vista del servicio”.

SHANGAY ⇒ ¿Te nace siempre utilizar el humor como vehículo de reflexión?
PACO LEÓN ⇒ Para mí nunca es un género elegido, sino una mirada inevitable que me sale cuando cuento las cosas. Buscando la verdad siempre me sale la risa. Incluso me parece más realista una comedia que los dramas afectados.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué has querido contar la historia de tantas mujeres poderosas?
PACO LEÓN ⇒ No sé, también me sale así [risas]. Tendrá que ver que estoy rodeado de mujeres poderosas. Aquí Anna, la cocreadora y responsable del guion, ha sido quien se empeñó en que Ana Mari fuese la verdadera protagonista, la que tiene un arco evolutivo más interesante. Es la personificación de cómo se educaba a la mujer en la España de los 60. Claro, la juntas con Ava Gardner, la más libre del mundo…

SHANGAY ⇒ A Gardner la vemos hoy como ejemplo de mujer liberada, mientras que entonces se la tachaba de puta…
PACO LEÓN ⇒ ¡Puta borracha! Frente a otras estrellas de Hollywood como Marilyn Monroe, que las vemos víctimas de sus adicciones, Ava era una bohemia. Un poco alcohólica, sí, pero hacía lo que le daba la gana. Y si era promiscua y fiestera, lo era por elección propia, era muy consecuente.

SHANGAY ⇒ ¿Eras ya fan de Gardner antes?
PACO LEÓN ⇒ No, no me llamaba la atención; me he hecho fan a raíz de conocerla, le he cogido mucho cariño. Nos fuimos enamorando de ella según avanzaba el proyecto. No soy nada mitómano.

SHANGAY ⇒ Como en Kiki, los instintos primarios están muy presentes en esta serie…
PACO LEÓN ⇒ Me parece un tema muy interesante. Queríamos hablar de la intimidad de los personajes. Y lo sexual no solo es lo erótico, también es lo fisiológico. Se habla de masturbaciones, la regla, métodos anticonceptivos…

SHANGAY ⇒ Y el reparto se ha tirado a la piscina contigo…
PACO LEÓN ⇒ Me siento muy halagado, porque he contado con todos los intérpretes que he querido. Muchos haciendo partes muy pequeñas, como Julieta Serrano, Silvia Tortosa, Melody, Elena Furiase, Eugenia Martínez de Irujo… Incluso con amigos que han venido a hacer figuración, como La Estrella, David Castillo, Eduardo Casanova o Miranda Makaroff. Que también venían a pasárselo bien en esas fiestas que rodábamos, y que nos preocupábamos por que resultaran lo más veraces posible, con alcohol de verdad, con los flamencos que traíamos a cantar… Debi [Mazar] nunca sabía si estábamos rodando o no, ella estaba de fiesta y de verdad, fascinada como le pasaba a Ava Gardner. Y a veces hasta se olvidaba de las cámaras, se sacaba el móvil para hacerse un selfi y tenía que pararla [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Por qué te gusta tanto trabajar en distintos medios y formatos?
PACO LEÓN ⇒ Porque me aburro de todo fácilmente. Como solo tenemos una vida, repetirme me cuesta. Quiero mantener una honestidad y no hacer cosas que no forman parte de mí. Yo no tengo ni idea de nada, y me gusta investigar como director. En su día quería contar lo de mi madre, cogí dos cámaras de fotos y en once días rodamos Carmina o revienta. Encontré un lenguaje en el que profundizar y llegó Carmina y Amén. Me ofrecieron un encargo llamado Kiki, y me dejaron cambiarlo todo. Ahora, esta serie. Como director tengo un espíritu experimental, se aprende haciendo.

SHANGAY ⇒ ¿Sin miedo?
PACO LEÓN ⇒ Sin miedo y sin vergüenza [risas].

 “Todos los cambios grandes empiezan por los íntimos”

SHANGAY ⇒ Tras el recelo que despertaste en parte de la industria en tus inicios como director, ¿sientes que ya se te respeta más?
PACO LEÓN ⇒ Con Carmina… fue por cómo decidí hacer la distribución, y el tiempo me ha dado la razón, porque hace seis años era impensable hacer un estreno en Internet… y mira lo que ha cambiado la cosa. Hemos pasado del dominio de la piratería a pagar por todo. Pero en cualquier caso yo no tengo un discurso mesiánico, ni voy de que tenga la verdad absoluta.

SHANGAY ⇒ ¿Disfrutas participando también en los proyectos que diriges como actor?
PACO LEÓN ⇒ No te creas. Porque en este caso ha sido un jaleo estar de productor, director y actor. Pero a la cadena también le interesaba, por lo visto resulto interesante como actor [risas]. Esta vez ha sido más complicado que en Kiki, pero me gusta dirigir desde dentro, aunque hubiese algún momento de esquizofrenia total.

SHANGAY ⇒ ¿Qué tienes en común con ese chulito chanchullero que interpretas?
PACO LEÓN ⇒ Algo tendré… Manolo es bastante cuñao, un tío muy real de la época. Me parece el símbolo de algo que sigue siendo actual: hay hombres que aún se quedan desorientados cuando descubren, sorprendidos, que las mujeres son fuertes y no necesitan que las salven de nada. Es lo que le pasa a él con Ana Mari en la serie.

SHANGAY ⇒ ¿Disfrutas viéndote actuar en la serie?
PACO LEÓN ⇒ Me veo mal siempre. Eso sí, esta vez me veo bastante guapo. Como es un galancete, tengo momentos que digo “¡oye, mira!” [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Por qué elegiste a Debi Mazar para interpretar a Ava Gardner?
PACO LEÓN ⇒ La encontré en Instagram y tuve la corazonada de que debía ser ella. Hicimos un casting internacional y vimos a muchas actrices delgadísimas y guapísimas con un parecido espectacular, pero no tenían ‘noche’, no tenían vida, la imitaban sin más. A mí me importaba más encontrar a una actriz que transmitiese su energía que el hecho de que fuese pibón. Rossy de Palma, que conocía a Debi, me sirvió de puente, y en cuanto hablamos por Skype lo tuve clarísimo.

SHANGAY ⇒ ¿Y cómo ha sido el trabajo con Inma Cuesta?
PACO LEÓN ⇒ Muy guay. ¡Es que Inma es tan de pueblo! Era un reto coger a la actriz más guapa de España, con una fotogenia impresionante, para hacer de la fea de la serie. Es tan diferente a Debi, tan española. Tenía que parecer al principio impenetrable, seca, y poco a poco se va abriendo, lubricando y sexualizando.

SHANGAY ⇒ La química con ella ha sido muy buena, ¿no?
PACO LEÓN ⇒ Sí. Ya era amiga de mi hermana, y nos hemos hecho muy, muy amigos. De hecho, las escenas más sexuales, que siempre cuestan más, como un polvo que tenemos, daba corte rodarlas. Sobre todo siendo yo el director. Porque tenía que meterle mano a la actriz, y no sabía hasta qué punto… Ahí fue muy importante Anna, que se involucró a la hora de dirigir esa escena: “Le metes la mano por el chocho, bien por dentro, y entonces le coges esto, lo otro…”. Y yo pensaba, “bueno, lo está diciendo ella” [risas].

“Soy bastante pudoroso, aunque la gente no se lo crea”

SHANGAY ⇒ ¿Cómo ha sido ese mano a mano con tu pareja dirigiendo también?
PACO LEÓN ⇒ Pues lo del polvo fue lo más divertido, porque el resto del tiempo nos hemos matao, lo hemos pasado fatal. Trabajar con la pareja es terrible; nosotros somos muy fáciles con todo el mundo menos con el otro.

SHANGAY ⇒ A ti que te vemos siempre tan desinhibido, sorprende que digas que lo pasaste mal rodando una escena de sexo…
PACO LEÓN ⇒ No es que lo pasara mal… Pero es que yo soy bastante pudoroso, aunque la gente no se lo crea. El pudor no tiene nada que ver con quitarte la camiseta, es otra cosa. De hecho, esa es la explicación a mis despelotes en las redes: para superar complejos y pudores, y empoderarme. He tenido muchos complejos de pequeño, como el de flaco; llegaba el verano y no me quería poner ni camiseta de manga corta… Llegas a una edad en la que te das cuenta de que no nunca vas a estar mejor que ahora, por estadística sabes que la cosa se va a poner muy chunga, así que vamos a celebrar lo que tenemos. Hago por utilizar toda la libertad que tengo.

SHANGAY ⇒ ¿Te están ayudando entonces a empoderarte tus despelotes en redes?
PACO LEÓN ⇒ Sí, pero a ver… ¡que parece que estamos en el colegio! Me indigno con el periodismo del retuit y del “¡se vuelve a desnudar!”. Solo me he desnudado una vez, cuando llegué al millón de seguidores en Twitter, ahí sí fui descarado enseñando la chorra. Pero el resto de fotos son sin camiseta, como las de cualquier persona que va a la playa… ¿Qué despelote es ese? ¿Qué noticia es esa? Ni que fuera el único que se quita la camiseta en Instagram, que es un sitio de postureo hecho para eso.

Que en los setenta llamase la atención que María José Cantudo enseñase el chocho, lo entiendo, pero que todavía sea noticia enseñar un pezón de hombre me sorprende un montón. Estamos viviendo un momento en que se ha avanzado mucho en libertades pero se ha retrocedido por culpa de la corrección política y el juicio público en las redes, sobre todo en el arte.

SHANGAY ⇒ Estrenas la serie en un momento perfecto, porque planteas cuestiones que siguen resultando muy actuales…
PACO LEÓN ⇒ Sí. Porque hablamos del empoderamiento de la mujer y la libertad sexual, pero también hay muchos planteamientos creados para hablar de las libertades y los tipos de censura.

LA (R)EVOLUCIÓN SEXUAL

SHANGAY ⇒ ¿Consideras que la revolución sexual es un motor importante del cambio social?
PACO LEÓN ⇒ Claro. Todos los cambios grandes empiezan por los íntimos. Que las personas se liberen y se conecten sexualmente con lo que les gusta contribuye a que, cuando todas lo hacen, den pie a una revolución colectiva.

SHANGAY ⇒ Estamos en un momento en que vuelve a cobrar fuerza el debate sobre si las personas famosas homosexuales, trans y bisexuales están o no obligadas decir que lo son públicamente. ¿Qué opinas?
PACO LEÓN ⇒ Cada uno es cada uno. Si defendemos la diversidad sexual también hay que defender la diversidad en cuanto a la ‘línea editorial’ de cada uno. Hay gente más pa’ fuera, más pa’ dentro, más reivindicativa, menos… Cada uno viene de su familia, de su pueblo… Es verdad que los artistas, como personas públicas, tienen una responsabilidad, con el ejemplo que tienen a partir de su vida y con su arte. Pero eso no se puede exigir.

SHANGAY ⇒ ¿Cuál es tu actitud personal?
PACO LEÓN ⇒ Esto me lo he planteado mucho. Y estoy muy a gusto habiendo logrado ese término medio entre no ocultar nada, no estar en ningún armario, pero tampoco hablar de mi vida privada. Hago lo que me da la gana y punto, no tengo que dar explicaciones a nadie. Además, tampoco quiero que mi intimidad sea demasiado pública porque va en contra del trabajo actoral, porque después la gente se tiene que creer todos los personajes. Cuanto menos sepan de ti, en general, mejor; el actor debe conservar cierto misterio… “Ca’ uno es ca’ uno”, yo eso me lo tatuaba [risas].

“Me indigno con el periodismo del retuit”

SHANGAY ⇒ Cuando dices en el programa Tu casa es la mía de Bertín Osborne que eres bisexual se monta un revuelo importante…
PACO LEÓN ⇒ Ni siquiera dije eso; yo no digo “soy bisexual”. Estábamos hablando de cómo conocí a mi pareja y lo que conté fue que cuando conocí a Anna tenía novio…, ata cabos. Era muy consciente de la bomba que estaba soltando, y lo quería hacer así, sin entrar al trapo ni hablar más del tema.

SHANGAY ⇒ Y se lo sueltas nada menos que a Bertín Osborne, ejemplo de la España más carca…
PACO LEÓN ⇒ A otro tipo de periodista igual no se lo habría dicho… Bertín tendrá sus cosas, pero se le nota que es pudoroso, y me aproveché de eso [risas].

SHANGAY ⇒ Hablemos de La casa de las flores. ¿Cómo llevaste la polémica que se creó en torno al hecho de que interpretes a una mujer transexual?
PACO LEÓN ⇒ Lo pasé mal, no estoy acostumbrado a verme envuelto en un linchamiento público. De repente, era imposible argumentar y decidí callarme, con lo que me cuesta. Primero, yo estaba de acuerdo con la reivindicación de base: ¿por qué los personajes trans los interpretan actores cis? Por otro lado, conocía las características del proyecto y entendía por qué Manolo [Caro] me llamó a mí para hacerlo: buscaba dar visibilidad, dignificar a ese personaje trans, sacarlo de todos los estereotipos de marginalidad, mostrar a una mujer triunfadora. De repente, me vi como enemigo de la causa LGTB… ¡y es que no lo soy, de verdad!

SHANGAY ⇒ ¿Cambió la situación una vez se estrenó la serie en Netflix?
PACO LEÓN ⇒ Sí, muchos colectivos se pusieron en contacto conmigo para disculparse. Y desde entonces muchas chicas y chicos trans me mandan privados por Instagram agradeciéndome el trabajo, para contarme que se han decidido a iniciar su transición a raíz de ver la serie… Cuando me encontraba con gente agresiva en su reivindicación, argumentaba que me parece muy importante que los personajes trans estén en el mainstream, y bien tratados.

Puedes hacer mil documentales con gente afín a las problemáticas trans, pero es muy interesante que esas reivindicaciones lleguen al gran público. Estamos viviendo en el siglo de lo trans, y se ha avanzado muchísimo. En el colegio, mi hija tiene amigas trans de siete años que vienen a jugar a casa; es muy bonito ver cómo las nuevas generaciones lo normalizan con muchos menos problemas que nosotros.

“Estamos viviendo en el siglo de lo trans”

SHANGAY ⇒ ¿Estarás en la segunda temporada?
PACO LEÓN ⇒ Sí, sí. Hubo un momento en que me lo pensé, antes de estrenarse la primera. A raíz de la repercusión de la serie, que ha sido un fenómeno, hay que corresponder a ese éxito. Y la pareja que forman Paulina [Cecilia Suárez] y María José acaba de empezar… Estoy ilusionado con llevar el personaje más lejos, porque para mí fue muy, muy complicado crearlo. Me di cuenta enseguida que no tenía nada que ver con las parodias que hacía en Homo Zapping, que no era ponerte una peluca y ya, que había que darle un tono más realista. Estoy muy ilusionado en volver a encarnar a María José.

SHANGAY ⇒ Y la segunda temporada de Arde Madrid, ¿para cuándo?
PACO LEÓN ⇒ A ver cómo funciona la primera, pero queremos hacerla. Después de la segunda de La casa de las flores. Ahora es un momento para mí de segundas partes.

LA SERIE ARDE MADRID SE ESTRENA EL 8 DE NOVIEMBRE EN MOVISTAR+

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.