18/09/2019

Nueva temporada de La Zarzuela: el morbo de lo desconocido

23 mayo, 2019
Léetelo en 5 minutos

En plena polémica por las funciones de Doña Francisquita, y en el mismo escenario en el que se representa, se puso de largo la programación 19/20 del Teatro de la Zarzuela. El morbo estaba servido. Y se confirmó que habrá mucho más en los meses venideros, pues el teatro cumple con su cometido –y obligación– de ser la casa de nuestro género lírico, y recupera títulos desconocidos, como una zarzuela cubana (Cecilia Valdés, en enero y febrero de 2020), o una cantada completamente en su euskera original (Mirentxu, en noviembre, con Ainhoa Arteta). Así, el morbo de lo desconocido se junta con el que produce el estreno mundial de una nueva producción de zarzuela (Policías y ladrones, de Tomás Marco, en marzo y abril de 2020) o ver a un italiano como Davide Livermore montando un clásico como Luisa Fernanda. Y sí, el gran Plácido Domingo regresa a La Zarzuela para celebrar el 50 aniversario de su debut en este escenario.

¿Cuándo? Pues solo un día, el 14 de mayo de 2020, en una única función fuera de abono de esa Luisa Fernanda que va a revisar Livermore. Se prevén tortas por las entradas.

Está claro que La Zarzuela sigue apostando por romper. Y lo hace con morbo, sí, pero también con coherencia y sensatez. Un homenaje a la gran Montserrat Caballé inaugura la temporada el 7 de septiembre. La gran soprano catalana vivió en ese escenario algunas de las mejores noches de su vida. El Liceo de Barcelona y el Teatro de la Zarzuela fueron sus principales casas en España. Exactamente igual que ocurre con Plácido. Los dos volverán, de alguna manera, a pisar esas tablas.

Para homenajearla estará el who is who de la ópera en España: Rubén Amoretti, Ainhoa Arteta, Yolanda Auyanet, María Bayo, Maite Beaumont, Gabriel Bermúdez, José Bros, Carlos Chausson, Andeka Gorrotxategi, Airam Hernández, Nancy Fabiola Herrera, Ismael Jordi, Pilar Jurado, María José Montiel, Marina Monzó, María José Moreno, Simón Orfila, Joan Pons, Sabina Puértolas, Isabel Rey, Juan Jesús Rodríguez y Virginia Tola.

La temporada como tal comenzará el 3 de octubre con El caserío, obra de Guridi que lleva años sin pisar ese escenario. Se trata de una producción del Campoamor de Oviedo y del Arriaga de Bilbao, que vuelve a traer a Madrid uno de los títulos más conocidos del género. Y es que el Teatro de la Zarzuela salda varias deudas en la próxima temporada.

Por un lado, recupera dos obras que se vieron malogradas por la huelga de trabajadores el pasado año, cuando se corrió el riesgo que el teatro se fusionara con el Real. En concreto: Policías y ladrones, que nunca levantó el telón pese a estar completamente montada y ensayada, y La tabernera del puerto, en el montaje de Mario Gas que tuvo solo un par de representaciones por el mismo motivo.

Por el otro, Daniel Bianco, director artístico de La Zarzuela, programa obras que nunca se han representado en ese escenario, o rarezas perdidas de nuestro género lírico. Entre ellas, Tres sombreros de copa, en noviembre, ópera contemporánea compuesta por Ricardo Lorca –basada en la obra de Mihura– que nunca se ha estrenado en España, o la ya citada Cecilia Valdés, una comedia lírica en un prólogo y dos actos que se estrenó en La Habana en 1932. Por su parte, Farinelli, una rareza que Tomás Bretón estrenó en Madrid en 1902, llega en febrero en versión concierto con Nancy Fabiola Herrera, quien tras la rueda de prensa cantó una romanza de El barquillero, de Chapí, con el maestro Oliver Díaz, director musical de la casa, al piano.

El coliseo vuelve a abrir sus puertas a cantantes españoles que no se mueven en el terreno de la lírica: Silvia Pérez Cruz y Marco Mezquida, el 15 de octubre; ese torbellino de mujer que se llama Belén López trae Desconcierto, un show de Miguel del Arco que arrasó el pasado año en el Kamikaze, el 14 de noviembre; Martirio regresa, esta vez con Chano Domínguez, el 23 del mismo mes; Carmen Linares celebra sus cuarenta años en el flamenco el 16 de febrero; Ismael Jordi (que arrasa estos días en Doña Francisquita) dará un recital de romanzas el 27 de marzo; Sole González hace un homenaje a la mujer el 29 de marzo; el gran barítono Erwin Schrott debuta en el género zarzuelístico el 3 de abril; María Bayo trae sus ecos barrocos el 5 de mayo; y el actor y cantante Miquel Fernández, un hombre curtido en musicales como Jesucristo Superstar y Hoy no me puedo levantar, debuta en estas tablas el 19 de junio de 2020.

Por cuarto año vuelve el Proyecto Zarza: zarzuela por y para jóvenes. En esta ocasión es Amelia Ochandiano quien se pone al frente de esta maravillosa compañía para revisar Agua, azucarillos y aguardiente. Será en marzo de 2020, con Oliver Díaz en el foso.

Y luego está el Ciclo de Lied. Quizá la joya de la corona en lo que a este género se refiere. Coproducido por el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), es, posiblemente, el conjunto de conciertos más exquisito de los que se celebren en la capital.

La XXVI edición de este prestigioso ciclo comienza el 30 de septiembre con el barítono Christian Gerhaher cantando a Mahler. A partir de ahí, todo va in crescendo: Matthias Goerne, Nancy Fabiola Herrera, Christoph Prégardien, Christian Gerhaher, Simon Keenlyside, Manuel Walser, Ian Bostridge, Anna Lucia Richter y Marlis Petersen. Diez noches de lujo que terminan en junio de 2020.

Una programación transversal, que va desde las rarezas más misteriosas a las zarzuelas más conocidas. Lo dicho: el morbo está servido.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.