24/10/2020

Georgia: “Ante quienes dudan de que soy la responsable de mi música, doy la cara orgullosa”

8 enero, 2020

Tiene una energía contagiosa Georgia cuando habla. La que transmite como intérprete es incuestionable, pero en las distancias cortas compruebas que es igual. La artista británica, de 29 años, es una apasionada de todo aquello que le gusta, empezando por la música.

Georgia también se confiesa enamorada de nuestro país, que conoce bastante bien. “Mis abuelos se vinieron a vivir a Jávea cuando se retiraron”, explica. “De pequeña iba mucho allí, y desde entonces he visitado España en muchas ocasiones, y no solo Madrid y Barcelona” –asegura que le gusta más Madrid, por cierto, aunque ha salido más de fiesta en Barcelona–. “Siento una conexión especial con la cultura española”.

Hablamos con Georgia cuando aún quedaban algunas semanas para el lanzamiento de su segundo álbum, Seeking Thrills [Buscando emociones fuertes], que publica este viernes, y ya se mostraba muy contenta del recibimiento del público español a singles como About Work The Dancefloor. “Siento que la gente aquí está reaccionado de manera muy positiva a mis nuevas canciones, y eso me hace feliz, porque es un público que valoro mucho. Espero poder venir de gira a presentar el disco”.

“La cultura queer es una parte fundamental de mi vida, crecí con ella”

Han pasado cinco años desde su primer álbum homónimo; un periodo repleto de altibajos, con problemas relacionados con su adicción al alcohol incluidos, y grabar este álbum ha resultado enormemente positivo para Georgia, el resultado lo prueba. “Es muy directo, con un sonido más concreto y accesible. Tenía claro que quería hacer un disco para esa gente que disfruta en las pistas de baile, como yo. Que somos de lo más variados, venimos de todas parte y nos unimos en ellas. Por supuesto, muchas de esas personas pertenecen a la comunidad LGTB”.

Asegura Georgia –que en el pasado ha tocado la batería para The Kills, Kwes o Kate Tempest– que nada le hace más feliz que ver que su conexión con la comunidad LGTBI es cada vez más potente. Y se nota que lo dice de corazón. “Es que tengo mucha gente gay a mi alrededor, empezando por mi hermano. Yo no soy homosexual, pero sí tan abierta como cualquiera a día de hoy”, afirma. “Crecí en una casa donde siempre ha imperado una mentalidad muy abierta [su padre es Neil Barnes, conocido por haber formado parte de Leftfield, grupo fundamental de la electrónica de los 90]. Y estuve expuesta desde pequeña a la cultura gay y queer en general, es una parte fundamental de mi vida”.

La cultura de clubs está íntimamente ligada a la comunidad LGTBI, Georgia lo sabe, además de por experiencia, porque desde muy joven comenzó a ir a raves y clubs. Y decidió dedicar todo un álbum a esas vivencias que tienen lugar cuando gente muy distinta comparte bailes al ritmo de un DJ. “He querido rendir homenaje a la era del house de Chicago, porque trascendió lo que eran las fiestas. Se convirtió en el germen de una comunidad”.

Georgia se formó rodeada de música electrónica por los cuatro costados, y en los clubs se siente como en casa. Tiene sentido que quiera rendir homenaje a movimientos fundacionales de la música de baile tal y como la entendemos hoy, vía Chicago y Detroit. “Algunos de los sonidos surgidos de esas escenas puede que suenen vintage, pero lo cierto es que sentaron un precedente para la música pop tal y como la entendemos hoy”, afirma. “Sin esa música nacida del underground no habríamos tenido a Madonna, Depeche Mode, Pet Shop Boys…, incluso Bad Guy de Billie Eilish tiene ese deje. Por eso tuve claro que mis nuevas canciones iban a resultar familiares, en cuanto a producción, a mucha gente”.

“Quiero provocar lo mismo en mis conciertos que un DJ en sus sesiones”

De ahí que el álbum Seeking Thrills arranque con Started Out, que incluye un guiño evidente, y a celebrar, al clásico Mystery of Love de Fingers Inc. Así empieza la/su fiesta. En esa canción, además, es imposible no ver en su manera de interpretarla ecos de Kate Bush. “Es mi heroína. Mi hermano, que es bailarín [Sidney Barnes], es un gran fan de toda la vida, y ha sido una gran influencia para ambos. Es como si fuese parte de la familia”, dice entre risas.

A la familia se ha incorporado también, vía colaboración musical entre ambas, The Black Madonna, que ha querido contar con Georgia para el álbum que está ultimando. “Es una persona muy importante en mi vida. Cuando me obsesioné con el house de Chicago y el techno de Detroit empecé a investigar de manera obsesiva sobre esos estilos. Y cuando conocí a The Black Madonna flipé, porque el mensaje de amor que transmite desde la pista de baile tiene mucho que ver con aquellos movimientos”.

Cuando por fin se conocieron la conexión entre ambas fue inmediata y ahora, además de ser grandes amigas, hacen música juntas. “Envidio a los DJs por la facilidad que tienen para conectar con la gente. Son como comisarios artísticos que facilitan a la gente la posibilidad de olvidarse de su vida diaria y experimentar cosas que pueden tener un efecto profundo en ellos”. Por eso sus conciertos actuales tienen tanto que ver con un DJ set. “Quiero generar lo mismo en mi público que un DJ en sus sesiones, y busco provocar y experimentar, esos momentos únicos que se generan con él. Por eso estoy sola en el escenario, tocando la batería y cantando, y con un diseño de luces muy propio de club. La inspiración me vino cuando fui a ver a The Black Madonna en su gira We Still Believe, porque fue la mejor fiesta en que he estado en mi vida, junto con los conciertos que he visto de The Knife y Fever Ray”.

“La lucha de las artistas femeninas contra los estereotipos es la que nos hace especiales”

Un one woman show con el que Georgia demuestra con creces que se basta y se sobra para crear su música, en un momento en que todavía hay quien duda de que ciertas artistas femeninas –como denunció aquí Charli XCX– realmente compongan y produzcan sus temas. “¿Sabes qué? Esa lucha contra los estereotipos es la que nos hace especiales. Prefiero luchar duro para crear buen arte que tenerlo fácil y crear mala música. Ante quienes dudan, doy la cara orgullosa. Es una pena que, como Björk dijo una vez, tengas que hacerte una foto delante de la mesa de mezclas del estudio para que cierta gente te tome en serio como autora. Pero, ¿sabes qué? A esa gente le digo ‘que os jodan’, no tengo nada que demostrarles. Solo quiero hacerlo ante quienes buscan empoderarse con mi música y disfrutarla”.

EL ÁLBUM SEEKING THRILLS SE EDITA EL VIERNES 18 DE ENERO EN DOMINO/MUSIC AS USUAL

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.