22/09/2020

Pet Shop Boys: “A los artistas empeñados en resultar trascendentales les falta talento”

24 enero, 2020

En los 25 años de historia de Shangay hemos entrevistado a Pet Shop Boys en numerosas ocasiones, y todas han resultado especiales por alguna razón. Cuando fueron portada con motivo del lanzamiento de Nightlife (1999) vivimos la más especial, sin duda. Nos recibieron en el hotel St. Pancras de Londres, entonces ruinoso, y a la sala en que recibían a la prensa se accedía subiendo la mítica escalera inmortalizada por Spice Girls en el vídeo de Wannabe.

También les entrevistamos, cuando iban a lanzar Release, en el set de Operación Triunfo 1 (2001). Ahí es nada. Desde entonces, han sido numerosas las ocasiones en que Pet Shop Boys nos han concedido entrevistas, unas veces presenciales y otras telefónicas. La última, hace escasos días, para promocionar su nuevo álbum, Hotspot, el decimocuarto de su carrera. En esta ocasión, nos confirmaron que hablaríamos con Neil Tennant por teléfono. ¡Lo que no nos dijeron es que llamaría él directamente!

Un detalle que hizo la charla especial, porque no sucede habitualmente que te pasen una llamada y lo primero que escuches sea “Hola, soy Neil Tennant”. Saltándose los protocolos habituales, a Tennant no se le caen los anillos por coger el teléfono y organizarse él la jornada de promoción –también avisó cuando quedaban escasos minutos para terminar, porque debía seguir con la agenda prevista para el día–.

Neil Tennant es un gran conversador, además de un gran músico. Se agradece el interés que pone siempre en responder con la mayor inspiración posible a las preguntas que se le hacen, en reflexionar sobre los temas que se ponen sobre la mesa, en analizar cualquier cuestión relacionada con Pet Shop Boys.

En esta ocasión, Tennant deja claro en varias ocasiones lo orgullosos que están de Hotspot, su nuevo disco, el que cierra la trilogía –junto con Electric (2013) y Super (2016)– que han grabado con el productor Stuart Price. “Es uno de nuestros mejores álbumes”, es lo primero que declara. “Cada uno de los discos de la trilogía es distinto al resto, Electric era muy bailable, Super era más popero, y en este hemos querido ofrecer un sonido distinto. Frente a los otros dos, eminentemente digitales, Hotspot suena más analógico”.

Este hecho tiene mucho que ver, según cuenta, con el lugar donde se grabó la mayor parte del disco. “Muchas de las canciones las escribimos en nuestro estudio de Berlín. En otras ocasiones hemos ido a grabar a Los Ángeles, pero nos planteamos que este iba ser nuestro álbum berlinés, así que propusimos a Stuart Price que viniese a grabar allí”.

“La edad se refleja a un nivel físico, pero si tienes el pop dentro, no puedes hacer nada para detenerlo”

No fue la única motivación que confiesa Tennant para decidir que su nuevo disco debía grabarse en la capital alemana. “Grabé una canción [Were You There] con Diamond Version [en 2014], y lo hicimos en los estudios Hansa, que me encantaron, así que le propuse que grabásemos allí el disco, porque es maravilloso, y además tiene una conexión fuerte con Bowie [allí grabó Low y Heroes]. Me apetecía trabajar en un lugar así, que tiene una gran historia detrás, y a Stuart [Price] también le ilusionó la idea”. Resulta que Price es además un enamorado de la tecnología más antigua, así que disfrutó tanto como Pet Shop Boys utilizando sintetizadores históricos que allí encontraron a su disposición.

Hotspot es un álbum variado, con guiños muy evidentes a las producciones de sus inicios en algunos cortes. Tennant apunta incluso que quisieron que el disco comenzara como su primer álbum, Please, que abría la legendaria Two Divided By Zero. “Aquella canción comenzaba con una pareja que camina por la calle”, recuerda. “En esta ocasión [en Will-O-The-Wisp], el protagonista se dirige hacia una estación de tren, para coger el U-Bahn. Grabamos en el tren para utilizar esos sonidos en la canción, porque así Berlín tiene una presencia incluso física en el álbum”.

Quizá por ello han apostado por una portada que nada tiene que ver con las de las otras dos entregas de la trilogía; aquí vemos a unos Pet Shop Boys borrosos en una imagen nada colorista, con un predominio de los marrones. “Representa perfectamente el sonido del disco”, afirma. “Utilizamos una foto hecha con mi móvil… En principio teníamos otra idea, pero en un momento dado Chris dijo que la portada debía resultar brumosa, taciturna. Le enseñé esa foto y le pregunté ‘¿algo más así?’. Y dijo ‘¡es perfecta!’. Es una foto de hace cuatro años, en que aparecemos reflejados en un espejo”.

Le comento a Tennant que habría encontrado casi lógico que hubiesen titulado el disco Eclectic. Ríe al otro lado de la línea, y pregunta: “¿Realmente te parece un disco tan ecléctico? A mí no, en todo caso diría que es variado”, puntualiza. “Entre Burning The Heather y Monkey Business hay un mundo, por ejemplo. En realidad, a mí lo que me parece es que es un disco de una gran fuerza melódica. You Are The One es preciosa, me encanta cómo ha quedado. Está ambientada en Berlín en una tarde de verano. Hoping For a Miracle tiene un cambio de acordes precioso que Chris compuso en el piano”.

Resalta Monkey Business, uno de los adelantos del álbum, el más eufórico hasta la fecha, “en mi opinión, el tema de baile más efectivo y genuino que hemos grabado nunca. Se puede pinchar hasta en una boda, algo que para mí es un gran elogio”. Otra de sus favoritas, según cuenta, es Only The Dark, “porque suena tan ochentera que podría haber estado en la banda sonora de La chica de rosa”, dice entre risas.

“Nunca hemos volcado nuestra vida en la música que hacemos”

Con el historial que tienen de canciones bailables, sorprende agradablemente que hable de forma tan entusiasmada de su más reciente single, con un punto de feel good disco. “Surgió en Austin, Texas. Chris y yo salíamos de comer, y se nos acercó un tío. ‘Sois Pet Shop Boys, ¿no?’. Dijimos que sí, y nos preguntó qué hacíamos allí. Le dijimos que íbamos a tocar. Al preguntarle qué hacía él, respondió ‘I’m here on monkey business’ [vengo a hacer trapicheos/payasadas]. Fue irse y dije: ‘¡Es el título de una canción!’. Cuando la tuvimos lista, me imaginaba a Mick Jagger cantándola”, y vuelve a reír. “Para esta hemos grabado un vídeo en condiciones”.

En principio, dada su discografía, es poco menos que normal que cuando escuchas las nuevas canciones te recuerden a otras del pasado (“a nosotros eso no nos pasa nunca”, dice Neil). En mi caso, las atmósferas que predominan en Hotspot me retrotraen tanto a Fundamental como a Release, dos de los discos que provocan reacciones más polarizadas entre sus fans. “No era nuestra intención provocar esas comparaciones, no las veo”, dice. “La única referencia clara que veo es la que te comentaba de Will-O-The-Wisp hacia la primera canción de nuestro debut. Son dos temas que hablan de personas en movimiento, que se trasladan de un lugar a otro. Un tema recurrente en nuestra discografía, supongo que por lo mucho que viajamos. La sensación de movimiento me resulta muy musical”.

“Una diva poderosa es aquella que desafía los convencionalismos y los clichés relacionados con la edad”

Para una canción como Will-O-The-Wisp, Neil Tennant reconoce también la inspiración del escritor Christopher Isherwood, de novelas como Mr. Morris cambia de tren y Adiós a Berlín, que inspiró la película Cabaret. “Son una parte importante de la idea que mucha gente tiene de Berlín… Así que, como pasaba en Please, que arrancaba con una pareja que escapaba porque deseaban vivir juntos [Two Divided By Zero empieza “Let’s not go home, we’ll catch the late train / I’ve got enough money to pay all the way], este álbum comienza con un hombre montando en un tren, al que observa otra persona a la que siempre gustó. Y el disco acaba en boda, con Wedding in Berlin”, apunta entre risas en plan spoiler.

Para el primer single, Dreamland, contaron con Olly Alexander, de Years and Years, todo un icono LGTBI para las nuevas generaciones, igual que Tennant lo ha sido desde que salió del armario públicamente en 1994. “Olly es un gran intérprete, y nos apetecía mucho colaborar con él; cuando se lo propusimos, ni sabíamos qué tipo de canción íbamos a hacer”, recuerda Tennant. “En ningún momento se me ocurrió pensar que iba a suponer un dúo entre dos iconos queer”, bromea. “Cuando llegó al estudio, mientras tomábamos un café, nos comentó que había estado en Dreamland, una especie de parque de atracciones que yo no conocía. Pensé que era un nombre precioso para una canción, y nos pusimos a ello a partir de una base que había compuesto Chris”.

Tennant explica que quiso componer una letra con un fondo político, dado que habla de una tierra a la que querrían ir porque allí se puede ser libre, y no necesitas pasaporte. “Es un canto a la libertad, y no solo de las personas queer”. Casi se puede ver como una versión actualizada de otro himno LGTBI del dúo, Go West. “Sí, solo que en esta ocasión el mensaje no es tan obvio, y tiene un componente místico. Y, de nuevo, habla de escapar, como la primera canción de nuestro primer álbum…”.

“Casi todo lo que hacemos nos sale de manera instintiva”

Le pregunto por su visión sobre artistas tan jóvenes como Olly Alexander con un discurso LGTBI tan potente, y Tennant hace memoria. “Cuando empezábamos teníamos a Jimmy Somerville, un gran activista con un fuerte discurso político. Olly lo es de una manera distinta, porque vive en un momento distinto, nació en una era en que la gente en general es mucho mas abierta hacia las personas queer. De hecho, es maravilloso poder utilizar la palabra queer como lo hacemos ahora, porque en los 80 se utilizaba como insulto, y fue estupendo que nos la apropiáramos con orgullo. Es un término que tiene un punto misterioso que me gusta, ‘gay’ es más suave”.

Si en su momento Pet Shop Boys mantuvieron cierto misterio sobre su sexualidad –que Chris Lowe continúa defendiendo–, Olly Alexander ha sido muy abierto desde que se dio a conocer. “Es que a los artistas de su generación les sale de manera instintiva hablar abiertamente sobre sí mismos y sus elecciones, y volcar eso en sus canciones; es una manera muy distinta de trabajar”, afirma. “La música pop de hoy está plagada de historias reales de quienes la defienden; yo nunca he hablado directamente de mi vida en nuestras canciones. Y si lo he hecho alguna vez ha sido pretendiendo ser otra persona. Me resulta liberador meterme en la piel de otros”.

“Seguimos componiendo por placer”

¿Piensa Neil Tennant que el pop salva vidas? ¿Que la identificación con lo que se cuenta en una canción pop puede ser un elemento liberador? “Sí. Porque el pop te permite expresar todo tipo de sentimientos, y eso siempre es liberador, tanto para quien lo hace como para quien conecta contigo”. ¿Le ha pasado a él en algún momento? “Resultaría exagerado decir que sí”, responde. “¿Tipo ‘last night a DJ saved my life?’. No sé yo…”, y ríe al otro lado del teléfono. “Pero, lógicamente, sí hay gente que nos ha dicho que nuestra música les ha ayudado mucho en algún momento. Un periodista australiano me comentó recientemente que en su día entrevistó a George Michael y que le dijo que se ponía Being Boring cuando se encontraba en momentos complicados, una canción que nos inspiró la crisis del sida hace ya treinta años. Me hizo feliz saberlo”.

“Cada vez que canto Being Boring, siento que está en el escenario, a mi lado, el amigo que murió de sida que me la inspiró”

Afirma Neil Tennant que cada vez que interpreta dicha canción no puede evitar retrotraerse a aquellos momentos tan complicados y dolorosos, a finales de los 80. “Porque en esa canción hablo de alguien concreto, un amigo mío que murió, y puedo ver su cara cada vez que la canto, siento que está en el escenario a mi lado”. Y continúa recordando lo que le sugiere ese canción, uno de sus grandes clásicos. “Estábamos en un momento de gran éxito; Chris y yo disfrutábamos de números uno, y a la vez un amigo mío estaba muriendo. Era un contraste muy salvaje, ejercer de estrella pop y a la vez enfrentarte a ese dolor cuando ibas a visitarle al hospital. En fin… son sensaciones que siempre permanecen”.

Imposible no preguntarle por su opinión sobre Rosalía, dado que Pet Shop Boys siempre han mostrado una fascinación especial por artistas de poderío. “¿Rosalita has dicho que se llama? No he oído hablar de ella…”. Vaya, nuestro gozo en un pozo. Pues que nos cuente qué opina de la actual generación de divas que pisan con la máxima fuerza. “No es que hayan inventado el poderío, Chris y yo ya hemos trabajado con un gran número de artistas femeninas muy poderosas. Ahora mismo, mi favorita es Cher, adoro la manera en que empieza los conciertos de su actual gira, diciendo que tiene 73 años y preguntando al público ‘¿Qué creéis que va a hacer vuestra abuelita esta noche?’. Para mí, eso es una diva poderosa, aquella que desafía los convencionalismos y los clichés relacionados con la edad. Cualquiera que lo haga tiene mi admiración”.

“La nueva generación de artistas femeninas no ha inventado el poderío”

¿Con qué artista poderosa les gustaría colaborar? Se queda pensando unos segundos. “Ninguna en concreto, no. En este disco hemos colaborado con Olly, ¿cuenta como diva, no?”, y ríe. “Nos encanta Chrissie Hynde, aunque no pertenezca a las nuevas generaciones, y ya hemos colaborado con ella, tiene una gran voz” –lo hicieron en 2015, cuando PSB estrenaron el concierto homenaje a Alan Turing A Man of the Future, y Hynde interpretó junto a ellos cuatro canciones–.

Pet Shop Boys continúan desafiando convencionalismos y las reservas que tienen quienes piensan que solo pueden hacer pop los menores de 40 años. Neil Tennant aclara que no tienen pensado retirarse y contentar a quienes demuestran tener tantos prejuicios. “La edad se refleja a un nivel físico, pero si tienes el pop dentro, no puedes hacer nada para detenerlo”, dice entre risas. “Ni me paro a pensar en ello, salvo cuando la realidad me obliga a hacerlo. Chris y yo componemos por placer, y ya después elegimos las canciones que queremos publicar. Creo que se puede sentir ese disfrute con el que creamos música. En una ocasión sí tratamos ese tema de la edad en una canción, en Invisible, en el álbum Elysium”. Que sigan disfrutando es buena señal. “Nos encanta divertirnos, por eso seguimos haciendo canciones como Monkey Business”.

Como dúo clásico que es, por encima del bien y del mal, lo cierto es que pueden permitirse lo que quieran. Neil Tennant asegura que no se paran a pensar en objetivos que les queden por lograr. “No buscamos la trascendencia en nuestras canciones”, asegura. “Tratamos asuntos muy serios en ocasiones, pero con ligereza. Nunca querríamos forzar al oyente a empaparse de trascendencia, los artistas que se empeñan en hacerlo me parece que andan faltos de talento”. Si piensas –porque da la impresión en ocasiones– que cada paso que dan está muy pensado, Neil Tennant te lo rebate: “Casi todo lo que hacemos nos sale de manera instintiva”.

“Nuestra nueva gira vas ser una declaración en toda regla de quiénes somos”

Ahora salen de nuevo de gira con Dreamworld: The Greatest Hits Live, con dos paradas confirmadas en nuestro país, en Mallorca (Mallorca Live Festival, en mayo) y en Bilbao (BBK Live, en julio). Teniendo en cuenta que sus conciertos están siempre repletos de éxitos, ¿qué piensan aportar con este tour? “Que los vamos a tocar todos. Llevamos varias giras sin hacer Being Boring, Rent, So Hard o Where The Streets Have No Name. Cantar tantos hits en un mismo concierto va a ser emocionante. Y una declaración en toda regla de quiénes somos Pet Shop Boys”.

EL ÁLBUM HOTSPOT DE PET SHOP BOYS SE PUBLICA EL 24 DE ENERO EN X2/AWAL/POPSTOCK! PET SHOP BOYS ACTÚA EN EL MALLORCA LIVE FESTIVAL 2020 EL 16 DE MAYO Y EN EL BILBAO BBK LIVE EL 11 DE JULIO

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.