23/09/2019

Magical Pride: Disneyland Paris celebra, con orgullo, la diversidad LGTBI

3 junio, 2019
Léetelo en 6 minutos

Era el primer Orgullo en Disneyland Paris. Un paso muy valiente que dio una compañía eminentemente familiar como Disney. Y lo hizo –ignorando las críticas de organizaciones ultraconservadoras que recogieron firmas para impedirlo– para celebrar la diversidad LGTBI. Esto es algo que, en el aspecto legal, la empresa fundada por Walt Disney en 1923 lleva décadas reconociendo a todos sus trabajadores. Porque, sí, Magical Pride es el primer Orgullo en Disney, pero conviene no olvidar que en los años ochenta y noventa del pasado siglo la empresa reconocía a las parejas de sus empleados LGTBI los mismos beneficios que tenían los matrimonios heterosexuales. Y esto cuando ni siquiera se hablaba de matrimonio gay en Estados Unidos.

Pero volvamos al Orgullo, al primer Magical Pride que tuvo lugar el pasado sábado 1 de junio en los míticos Walt Disney Studios del parque Disneyland de París. Es cierto que desde hace años se celebran ‘gay days’ en el parque de Florida, Disneyworld, o en otros como Disney Tokio. Pero son eventos puntuales, organizados por empresas particulares, aunque cuentan con la ‘bendición’ de la casa. Por eso este era muy especial: era el primer Pride organizado por ellos, el primero celebrado en París, y en el que Disneyland puso toda la carne en el asador. Pese a que –como decimos– organizaciones extremistas recogieron firmas, en un intento de presionar para que no se celebrara.

Si los parques Disneyland Paris y Walt Disney Studios –que están pegados y cuyo nexo de unión es Disney Village– tienen habitualmente una muy alta ocupación de visitantes LGTBI, este fin de semana se respiraba un aire especial.

Desde primera hora de la mañana, el parque ya ‘olía’ a Orgullo. En la foto, Nick (@the.west.wing en Instagram), un influencer británico fanático de Disney, con su novio español.

Toda la cartelería de la zona invitaba a ello y, desde el sábado por la mañana, los dos parques eran un desfile de camisetas con iconos de Disney vestidos con la bandera arcoíris. La oficial –que se hizo para el evento– era con la silueta de Mickey, icónico logotipo de la casa, hecha con nuestros colores. En la parte trasera se podía leer “Love comes in every colour” (el amor llega en cualquier color).

Ese despliegue de arcoíris compartió atracciones durante todo el fin de semana con los miles de personas que llenaron el parque. Fue el primer momentazo de la jornada: Disneylandia se llenó de diversidad multicolor. Por primera vez, y de manera oficial, las familias LGTBI (había muchísimas parejas de gays y de lesbianas con hijos) presumían de colores con las denominadas familias ‘tradicionales’. Haciendo honor al eslogan del Pride, se celebraba la diversidad.

Daniele, un italiano de Nápoles, fue con una amiga solo para celebrar Magical Pride. Posó para Shangay al bajarse de It’s a Small World, una de las atracciones más concurridas del parque, que era la preferida de su fundador, Walt Disney.

Pero el plato fuerte llegó a las ocho de la tarde. Los Walt Disney Studios se abrían exclusivamente para todos aquellos que quisieran celebrar la diversidad con nosotros. El sueño de cualquier amante de Disneylandia: el parque cerrado para poder disfrutar de todas las atracciones con personas que comparten tus mismos colores. Natacha Rafalski, presidenta de la compañía, subió al escenario para decirlo muy claro: “En Disney apostamos y apoyamos la diversidad, y estamos orgullosos de celebrar Magical Pride, la diversidad de todos los colores del Orgullo LGTBIQ”. Poco después, y antes de una lluvia de confetis con los seis colores de la bandera, presentó a lo grande a todo un icono LGTBI en Francia: Rossy de Palma.

Rossy de Palma fue la madrina del evento. La actriz española es todo un icono LGTBI en Francia.

La actriz española, toda una estrella en el país vecino, fue la madrina del evento. La mejor, sin duda. Luego todo comenzó a discurrir al más puro estilo Disney: con una cabalgata. ¿Qué sería de un día en un parque Disney sin una gran parade? Sería impensable que hubiera sido de otra manera. Pero este desfile fue especial. Globos con nuestros colores hacían la silueta del logo de la casa o de la cabeza de Mickey.

La primera en desfilar, Rossy, que para eso era la madrina, en un coche descapotable al más puro estilo Disney. Y todo con una versión actualizada de So This Is Love (Esto es amor) de La Cenicienta. Luego, Years & Years, Corinne o Boy George, que eran las estrellas del concierto.

Pero no solo las estrellas, trabajadores de los parques, amigos de la casa o un colectivo de refugiados LGTBI fueron también protagonistas del desfile. Fue, quizás, el momento más emocionante, y el más Disney; el que dio personalidad a lo que vendría después.

Todas las atracciones del parque estaban abiertas solo para los asistentes a Magical Pride, sin colas, sin aglomeraciones. Y no hay que olvidar que estamos hablando de Disney, el paraíso de los niños. Por ello, fueron muchísimas las familias LGTBI con sus hijos las que disfrutaron de ese momento tan crucial.

La propia Rossy de Palma, tras el acto de inauguración, aseguraba a Shangay: “Es muy importante esto que estamos viviendo hoy. Cuando me llamaron para que amadrinara el acto, hice todo por estar aquí. Eran fechas que me venían muy mal, pero pensé que era un acontecimiento fundamental. Tenía que estar aquí, y cambié todo para poder venir. Esto va a convertirse en los próximos años en algo muy grande”, nos dijo.

Todas las atracciones permanecieron abiertas solo para los asistentes al Pride.

El parque se llenó de risas, de buen rollo, de fantasía y plumas… En el escenario principal, mientras, estaban actuando Years & Years o Corinne. La hora de cerrar el concierto fue el momento de Boy George como Dj, todo un icono gay de los ochenta y noventa que ha traspasado las fronteras de las décadas.

En Pinocho cantan “When you wish upon a star, there’s no difference how you are. Anything your heart desires, will come to you” [Cuando deseas una estrella, no hay diferencia sobre cómo eres. Todo lo que desees vendrá a ti]. Ese tema es de 1940. Hoy ese sueño de Walt Disney se ha hecho realidad.

En el parque hay muchas atracciones míticas, pero posiblemente las más solicitadas, entre las clásicas, sean El vuelo de Peter Pan y la fascinante It’s a small world. El pasado fin de semana ambas ‘salieron’ de sus recintos para demostrar que, efectivamente, el mundo es mucho más pequeño de lo que muchos piensan, con más cosas que unen y suman que las que restan. Y que si pides un deseo a una estrella (la segunda, por la derecha, como en Peter Pan), los deseos, y los sueños, se hacen realidad.

Así fue, para miles de personas LGTBI, este primer Magical Pride de París. Y muchos niños lo vivieron con sus dos padres o sus dos madres. Porque esa es la diversidad.

Daniel y Gabriel, los ganadores del sorteo de Shangay: "Esto ha sido un sueño"

Daniel no lo dudó. En cuánto vio en nuestro Instagram que sorteábamos un viaje para dos personas, con billetes y entradas a los parques, entró y participó. «Nunca pensé que me fuera a tocar», nos dijo cuando nos llamó tras ver en nuestra cuenta que era el ganador de este maravilloso viaje. Fue con su novio, Gabriel.

Una vez en el parque, pasó dos estupendo días. Cuando le preguntamos si le había gustado, su respuesta no pudo ser más clara: «¡Cómo no me va a gustar! Esto ha sido un sueño. Hemos sido muy felices. Nunca pensé que pudiéramos vivir algo así. ¡Es la primera vez que me toca un sorteo de Shangay!», nos dijo Daniel entre risas.

La pareja vive y trabaja en Bailén (Jaén). Y viajaron, invitados por Disneyland Paris, desde Málaga para conocer, en primera persona, el primer Magical Pride. «No podemos ser más felices», nos dijeron en el parque, tras ver el viernes por la noche el espectáculo Disney Illuminations, en el Castillo de La Bella Durmiente.

Desfile al más puro estilo Disney, con los personajes de la casa bailando al ritmo de 'So This Is Love'

Si no hay una gran parade, no estás en Disneyland Paris. Por ello, Magical Pride comenzó con un desfile al más puro estilo Disney. Espectacular.

Una pancarta con globos abría la comitiva. Pero luego –además de los participantes en el concierto, Rossy de Palma como madrina incluida– vinieron los personajes Disney, cada uno en su coche o su carroza.

Durante todo el rato sonaba de fondo una versión de So this is Love, el tema de amor de la mítica película La Cenicienta.

Por la visibilidad de las familias LGTBI con sus hijos

No lo olvidemos: estamos en Disneyland Paris y los niños son felices allí. Por ello, fueron muchas las familias LGTBI que quisieron que sus hijos estuvieran en el primer Orgullo del parque parisino.

Nada mejor que la normalidad para callar a todos aquellos que creen que solo existe un único modelo de familia. A Disneylandia van todo tipo de padres, madres y familias con sus hijos. Porque los niños son niños. Y las familias, familias.

 

Las mejores fotos de Magical Pride

Durante las seis horas que duró el Orgullo –desde ocho hasta las dos de la mañana– hubo de todo. ¿Quieres ver cómo es un Orgullo LGTBI en Disney? Este es un resumen en fotos.

La entrada a los estudios recibía a los asistentes con el logo del primer Magical Pride.

Boy George terminó el concierto pinchando desde el escenario.

 

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.