28/05/2020

Najwa: “Soy una ‘loser’ de lujo”

27 febrero, 2020

Se ha hecho de rogar (seis años), pero por fin es una realidad el nuevo álbum de Najwa, que como su nombre indica, Viene de largo. El inicio de una nueva etapa musical de la polifacética artista que nos revela cuáles son sus planes a corto y medio plazo.

“¿Qué tal estás”, decimos al entrar en la sala en que nos espera. “Fumando, como siempre”. Así es Najwa Nimri, directa y, sí, fumadora empedernida. No viene a hablar de series como Vis a vis: El oasis o La casa de papel, que han vuelto a hacer de ella una superestrella a niveles casi impensables hace unos años. Vuelve a su otra gran pasión, la música, y lo hace con un nuevo álbum, Viene de largo.

Es un proyecto que de momento presenta en directo con solo dos fechas, pero que piensa desarrollar en los próximos meses, como nos revela en esta entrevista, más una charla distendida que una cita promocional al uso. Así es Najwa siempre.

FOTOS: VIRGILI JUBERO

SHANGAY ⇒ Por fin has parido…
NAJWA ⇒ Sigo pariendo. Pero dije “venga, vamos a sacar parte de lo que tenemos ya”. Porque si no, esto no acaba nunca. Vendrá más música, no hemos acabado. Pero ahora que tenía tiempo para hacerlo quería publicar parte de esa música como un todo. Porque no me apetecía sacar ‘track’ a ‘track’, paso de ese formato ahora mismo. Así la gente se hace una idea de este universo.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo definirías el universo de Viene de largo?
NAJWA ⇒ Guay [risas]. Oscuro, downtempo y bastante afilado. Después de haberlo pulido mucho, porque ha pasado por muchos estadios, ha quedado un álbum bastante desnudo.

“Críticas molestas me han hecho toda la vida, siempre me he sentido como una sparring”

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llevas que ahora se defina tu música como ‘urbana’?
NAJWA ⇒ Llevo haciendo música urbana un buen rato… Si es la etiqueta que se usa ahora, perfecto, pero yo siempre he sido urbana.

SHANGAY ⇒ Escuchando Güija me da la impresión que tu colaboración del año pasado con Mala Rodríguez te ha permeado…
NAJWA ⇒ A la Mala la llevo escuchando desde los confines del tiempo, y hemos tenido mucha relación. De hecho, toda la vida he tenido feedback de los hiphoperos de este país. Es más, cuando la compuse, hablé con ella, le dije que tendría que cantar una parte. Cabe que pueda pasar en algún momento.

SHANGAY ⇒ Llegas a dar miedo en Güija, te diré…
NAJWA ⇒ Qué bien. [Canta] “Tú no me vas a ultrajar / a darle, a darle a la navaja / mira tú, mira tú qué maja / a darle, a darle a la navaja / que me relaja” [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Disfrutas al ver que la gente lo pasa tan bien viendo que das miedo en tus más recientes personajes televisivos?
NAJWA ⇒ No es que lo disfrute… Piensa en Dead for You, que tiene ya casi treinta años, y ya estábamos así. Me avala la carrera. Pero es tan apabullante lo que está sucediendo con esas series que se me permite la licencia dar miedo de manera más abierta. Ahora puedo hacerlo a tope; la libertad ya no me la tengo que tomar, me la han dado. Antes tenía que tirar de actitud, ahora puedo pensar exclusivamente en la sonoridad. Para eso ha servido todo el trabajo hasta ahora.

“Rosalía me pone las pilas”

SHANGAY ⇒ Estás que te sales, y encima uno de los temas del álbum se titula Tasqtesales
NAJWA ⇒ [Canta un poco] No te creas, estoy medio contracturada, estoy bastante señora mayor…, soy una anciana. No me responde el cuerpo igual, tengo un nivel de agotamiento heavy. No paro, y lo noto. No pesan los kilos, pesan los años [risas]. Ahora quiero frenar un poco, aprovechando que tengo unos meses hasta que vuelva a grabar La casa de papel.

SHANGAY ⇒ Aunque aprovechas para presentar el disco en directo en Madrid y Barcelona…
NAJWA ⇒ Vamos a probar parte de lo que enseñaremos en la gira que quiero hacer un poco más adelante. Tengo la obsesión de hacer un verdadero show guapo el año que viene. Estos conciertos son las demos para los avispados que compraron entradas a tiempo. Puede fallar todo…

SHANGAY ⇒ Por motivos ajenos a la organización, el año pasado también fallaron muchas cosas en tu actuación en Proud Bling!, dentro del Orgullo de Madrid [recordemos que debido a la participación de Ciudadanos en la marcha, se retrasaron todas las actividades considerablemente, e incluso estuvieron a punto de suspenderse las actuaciones en los escenarios, incluido en el que participó Najwa]…
NAJWA ⇒ ¡Cállate, tío! Eso al final fue una maravilla. Porque casi nos quedamos sin hacer nada. ¡Y yo traía una fucking coral! Que fue lo único que sonó realmente bien… Fue muy heavy todo: “¿Que qué?”. “¿Que no sé quiénes de Ciudadanos han hecho qué?”. Que por cierto, el de Ciudadanos [se refiere a Albert Rivera] ha dejado la política, ¿no? Podría tener una carroza el año que viene… Lo que estaba claro es que había un montón de peña y debíamos intentar actuar, y todo el equipo fuimos a una. Estuvo dabuti, me encantó. Hasta los bailes que me eché contigo en la prueba de sonido, fue la leche.

SHANGAY ⇒ Dices en Viene de largo: “Sigo siendo hatera / a veces pienso en matar / ya quemé la bandera / y me paro a respirar”. ¿Habla un personaje que has creado para la canción o eres tú?
NAJWA ⇒ Es el personaje que he creado para todo, como el que todos nos creamos para enfrentarnos a la vida. Por mucha ilusión tolai que sobrevuele, los humanoides vamos a full… No estoy desconectada del día a día, me llega el agobio general. La gente sigue sin poder llegar a fin de mes, el mundo está que arde, y todo eso me preocupa, y me ocupo de ello. Pero no tengo un speech bien fundamentado, así que me dedico a hacer canciones. Cuando me agobio lo que hago son temas.

“Cuando vea que pierdo el input con lo de fuera, espero tener la decencia de retirarme”

SHANGAY ⇒ En Lento trabajaste con El Guincho, que no pudo continuar en el proyecto. ¿Por qué decidiste finalmente trabajar con Josh Tampico como productor del álbum?
NAJWA ⇒ Me lo sugirieron en mi oficina [de management]. Llegué a él tras haber probado a todos los productores de España. De hecho, iré sacando versiones de algunos de esos productores que han hecho posible ese disco. Con Josh, a pesar de mis reticencias iniciales, llegamos a la sonoridad que buscábamos, sin discusión, de una manera fluida y con un trabajo muy ameno en el estudio. Antes probé con Carlos [Jean], con Tomás Virgos, con Didi [Gutman] y Matías [Aisen], El Guincho…

Incluso con Architectural hicimos todo el álbum en spoken word [abro la boca sorprendido]. Sí, eso a mucha gente os va a gustar, todo el álbum con bases techno, algo muy heavy. Pero la gente de mi entorno me dijo que lanzarlo así era una locura, porque sería para disfrutarlo únicamente de noche, a ver quién se traga esa mandanga a primera hora de la mañana… [risas]. En el directo, que está planteado como una sesión de DJ, hay una parte en que se intuye eso, porque hemos pasado varios temas a dance, Lento incluido.

SHANGAY ⇒ ¿Sigues saliendo a bailar?
NAJWA ⇒ Sí, sí, una buena sesión me pierde. Es más complicado ahora salir sin que la gente me reconozca, claro. Pero no es un acoso, porque a partir de una hora a todo el mundo le da igual si te conoce, y en España más. Si vas a lo tuyo, al final la gente te deja en paz, no es tan complicado; hablas con todo el mundo y ningún problema. Pero a las cinco o seis de la mañana déjame de selfis, eso sí, sácate una foto tú y mira la cara que tienes.

“Que ahora todo caduque tan rápido me parece maravilloso”

SHANGAY ⇒ Está muy bien verte tan conectada con la escena de clubs, dada tu música…
NAJWA ⇒ No puedes hacer álbumes así si pierdes el contacto. Que se lo digan a Madonna, con todos mis respetos. O estás en el ruedo o estás fuera. Y cuando estás fuera tienes que tener a todo un séquito que te diga qué está pasando; si estás en tu burbuja es complicado pillar el input.

SHANGAY ⇒ ¿Te da pena que Madonna se haya desconectado?
NAJWA ⇒ Muchísima. Es una cagada inmensa, ¿no? Es una persona a la que no te apetece que le pase. Creo que los bolos que está haciendo no están nada mal, aunque no es lo mismo. Se nota que se esfuerza demasiado por seguir en ello, y eso me provoca rechazo. Mi hijo me preguntó: “¿Quién es la señora esa que sale con Maluma?”.

SHANGAY ⇒ ¿Y no le sentaste para darle una clase?
NAJWA ⇒ En este caso no. Pero si de pronto descubre una canción en OT o un programa así, y no sabe quién la canta originalmente, sí que le paro: “¡Esta canción es de Elvis!”. “¡Esta de Ike y Tina Turner!”. En esos casos sí le doy una clase. Pero es que a Madonna ni siquiera es capaz de darle el título de clásico, mientras que a Michael Jackson sí.

Eso te hace ver que en el mundo actual, igual que te suben, te bajan rápido. Los que están reventándolo ahora creo que lo tienen clarísimo; hay que pillarlo todo en el momento, porque pasado mañana, si no tienen fuerzas para seguir generando contenido, se van a tomar por culo. Esto de que ahora todo caduque tan rápido me parece maravilloso.

SHANGAY ⇒ ¿Sí?
NAJWA ⇒ Sí, porque el arte está donde tiene que estar: lo importante es el momento en que lo compartes y la gente vibra con él. Todo lo demás a su alrededor no importa nada. Lo complicado es encontrar el camino por el que seguir y que la gente te siga escuchando. Cuando ya no hay diálogo, solo un monólogo, no sé…

SHANGAY ⇒ ¿Te sientes afortunada de seguir alimentando el diálogo con tu público?
NAJWA ⇒ Lo hago porque a mí me interesa alimentarlo. Si no, quizá estaría haciendo música para otros. De hecho, cuando vea que pierdo el input con lo de fuera, espero tener la decencia de retirarme. Por favor, para eso sirven los amigos, para que en ese momento te digan “tía, quítate de en medio, que estás haciendo el ridículo”.

SHANGAY ⇒ Con la fama de temperamental que tienes, cabría pensar que nadie se atrevería a decirte algo así…
NAJWA ⇒ Qué va, la gente que tengo cerca pasa de cómo soy, y si me tienen que decir algo, lo hacen. Saben que no me molesta. Críticas molestas me han hecho toda la vida. Siempre me he sentido como una sparring, al igual que los personajes que interpreto. He sido la loser por excelencia, pero soy una loser de lujo. Nunca he representado a la winner, así que al loser le puedes decir lo que quieras. A mí me han dicho de todo todo el rato, ¡estoy acostumbradísima!

SHANGAY ⇒ “Soy una loser de lujo” puede convertirse en una de tus frases míticas como “Estoy tirada, pero de Prada”… ¿Te acuerdas de aquello?
NAJWA ⇒ Eso fue maravilloso. Estaba en la calle Valverde, creo; había un barecito que estaba abierto siempre y yo estaba sola. Pasó una maricona mala, me miró y dijo: “¡Mírala, ahí tirada!”. Y le respondí: “Tirada, pero de Prada”. Nos empezamos a reír, y ya hicimos migas.

SHANGAY ⇒ Una vez más, la sparring
NAJWA ⇒ La frase llegaba para causarme dolor, porque estaba baja de defensas, sin armadura… Pero salió mi monstruo interior [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Te consideras una superviviente?
NAJWA ⇒ Más que ser superviviente, tengo un grado de dignidad que me gusta. El orgullo no es lo mismo que la dignidad; en el orgullo el ego se antepone y está por encima de todo. La dignidad no tiene que ver con el ego; no es un caparazón, es algo que todo el mundo tendría que defender desde que nace, por el hecho de estar vivo. Esa dignidad no la pierdo nunca.

“No pesan los kilos, pesan los años”

SHANGAY ⇒ “Viva la estupidez mental”, dices en Tasqtesales
NAJWA ⇒ He cortado la mitad de la letra de esa canción, porque era muy heavy. “Viva la estupidez mental, el encefalograma plano, solo espero que esta vez no me revientes el ano. Es una cuestión de hormonas, sigo en mis trece, dando vueltas a lo mismo, dando vueltas a los mismos…”. Pero la he dejado suavecita.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué?
NAJWA ⇒ Porque no soy reguetonera [risas].

SHANGAY ⇒ Aunque el día menos pensado te desmarcarás con un reguetón…
NAJWA ⇒ Puede que en directo, para hacer la gracia, pero no es lo que escucho, no es donde vibro.

SHANGAY ⇒ Pero al final del disco, con ¿Hay alguien ahí?, y sobre todo con No tengo miedo a llorar, te vas hacia la música latina…
NAJWA ⇒ Es una concesión. Todo el disco iba a ir por ahí cuando empecé a trabajar con El Guincho. Incluso íbamos a ir a Cuba… Josh se empeñó en que mantuviera No tengo miedo a llorar en el álbum, cuadré la letra e incorporamos a un trombonista. Y eso que yo me negaba a incluirla, no me encajaba con la sonoridad del álbum, y ahora es uno de los momentos del show en directo que más gracia me hacen.

En el disco, la canción rompe con el resto, y al final dije “venga, vamos”. Porque a la gente que apenas me conoce de antes esa canción les entra sin problema, sin más, pero son los que vienen escuchándome de siempre los que van a entender el guiño.

SHANGAY ⇒ Por cierto, ¿qué opinas del boom de Rosalía?
NAJWA ⇒ Que menos mal que ha pasado. A veces me planteaba: “¿Alguien lo va a reventar de verdad? La que lo consiga, ¿cómo será?”. Iban saliendo artistas que decía “bueno, vale, bueno, vale”… ¡Pero cuando escuché la fusión que ha hecho Rosalía! Me gusta más que muchas americanas: su sonido, su rítmica… ¿Su actuación en Sevilla [en los MTV EMA]? ¡Tócate la polla, Manolo! ¡A tope de power! A mí Rosalía me pone las pilas, así te lo digo. Que para susurrar ya estoy yo [risas].

“Más que ser superviviente, tengo un grado de dignidad que me gusta”

SHANGAY ⇒ ¿Eres distinta cuando promocionas una serie a cuando presentas un disco?
NAJWA ⇒ No, me muestro igual. La diferencia es la presión de lo que puedo decir y lo que no cuando hablo de una serie, que es mucha, y estoy más tensa. Aunque sobre todo los de Netflix ya se han acostumbrado, porque han comprobado que no hay forma de domar una cosa que es inevitable. No porque yo me resista, es que se me escapa todo, por eso soy la reina del spoiler. Cuando me dicen “eso no”, sin querer es lo que hago o digo.

SHANGAY ⇒ ¿Eres una rebelde con causa?
NAJWA ⇒ No, no, un rebelde con causa es lo peor que puede existir. Si tienes una causa, no seas rebelde, ve a por ella. Yo podré ser una rebelde, pero siempre sin causa.

EL ÁLBUM VIENE DE LARGO SE LANZA A LAS 00H, EDITADO POR MUSHROOM PILLOW.
NAJWA ACTÚA EL 5 DE MARZO EN MADRID (OCHOYMEDIO) Y EL 6 EN BARCELONA (RAZZMATAZZ 1)

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.