03/04/2020

Lauv: “Cuando podamos, quedemos con nuestros amigos y tengamos largas conversaciones cara a cara”

26 marzo, 2020

Lauv comenzó a hacerse un nombre familiar cuando publicó el año pasado I’m So Tired…, a dúo con Troye Sivan. Lanzó poco antes de que iniciáramos la cuarentena su primer álbum, How I’m Feeling, que le ha convertido en uno de los artistas pop con más visibilidad del momento.

Si el estadounidense Lauv [Ari Leff es su verdadero nombre], a sus 25 años, está conectando con tanta facilidad con el público mainstream no es solo porque está demostrando que se la da muy bien componer canciones con madera de hit inmediato. Tiene mucho que ver que en este álbum se abre en canal. Porque confiesa que él es su principal fuente de inspiración, y no ha dudado en compartir sus inseguridades, miedos y también su lucha contra ciertas enfermedades mentales que en el pasado le han frenado como artista.

Más seguro de sí mismo una vez se ha abierto y está viendo la reacción del público a How I’m Feeling, procura animar desde casa –dado que su promoción en las calles se ha tenido que parar temporalmente– a todos quienes se ven reflejados en él. “Me he podido relajar un poco después de la locura que viví los primeros días tras el lanzamiento”, cuenta. “En el momento en que se publicó el disco respiré profundamente. Llevaba mucho tiempo esperando a vivir algo así”.

SHANGAY ⇒ Comenzaste la promoción del álbum, antes de llegar la cuarentena, por todo lo alto, apareciendo en los principales talk shows estadounidenses, con tu imagen en Times Square… ¿Cómo has vivido algo tan loco?
LAUV ⇒ Se me hacía un poco raro ver mi cara por todas partes [risas]. Mis amigos no paraban de mandarme fotos de todos los sitios en que me veían… Ahora me reconocen mucho más por la calle, algo que me resulta extraño. Lo bueno es que todo el mundo me trata con cariño y respeto, así que me siento afortunado.

SHANGAY ⇒ Tiene que ver con la dulzura y la autenticidad que transmites, sin duda…
LAUV ⇒ ¡Oh, gracias! Tenía claro que me debía mostrar con sinceridad. Era algo que hasta hace poco solo hacía con mis amigos más cercanos, porque durante mucho tiempo me avergonzaba de ciertos aspectos de mí mismo, y me costaba abrirme. Es mejor tener una relación lo más directa y abierta posible con otras personas; es una de las llaves para alcanzar la felicidad, al menos para mí.

SHANGAY ⇒ ¿De qué te avergonzabas cuando eras más joven?
LAUV ⇒ Tuve problemas a la hora de aceptar mi cuerpo cuando era gordito. Sentía que no era atractivo, y eso me hizo pasar por momentos complicados. Crecí junto a mis dos hermanas, sin una figura masculina en que fijarme, y eso también me hacía sentir, cuando estaba con compañeros del instituto, que no era lo suficientemente masculino.

Me veía desplazado, y casi forzado a actuar como ellos para sentir que podía resultar deseable. Eso me jodió la cabeza, me llevó tiempo superarlo. Incluso en mis primeros conciertos lo pasaba mal: estaba muy pendiente todo el tiempo de la manera en que me movía y hablaba, hasta me agobiaba el frenillo con el que hablo.

“Si mi energía resulta más femenina que masculina no pasa nada”

SHANGAY ⇒ ¿No es terrible pasar por circunstancias así solo por pensar que no encajamos en la norma?
LAUV ⇒ Totalmente, es lo peor. Crea muchísima infelicidad. En ocasiones, siento que hay personas que no aceptan a los demás tal cual son porque ellas mismas no se aceptan. Cuanto más feliz soy yo conmigo mismo, más amor doy a los demás, está comprobado.

SHANGAY ⇒ ¿Cuándo perdiste el miedo a comportarte y mostrarte tal cual eres?
LAUV ⇒ Fue un proceso largo, que empezó cuando comencé a firmar música como Lauv. Hasta entonces, cuando veía vídeos de mis actuaciones sentía cierto rechazo; era terrible la cantidad de autoodio y la escasez de confianza en mí mismo. Entonces me di cuenta de que si mi energía resulta más femenina que masculina no pasa nada, debía ayudarme a empoderarme ser así. Cuando me olvido por completo de complejos y miedos y me dejo llevar, me doy cuenta de que mis conciertos son mucho más divertidos… Al final he aprendido a tratarme bien a mí mismo.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué decidiste llamarte Lauv al iniciar esta nueva etapa como artista?
LAUV ⇒ Para romper un poco con la música que hacía cuando utilizaba mi nombre, que eran principalmente versiones. Me apetecía crear un universo totalmente nuevo como artista. Mi madre tiene orígenes letonios, y mi nombre Ari, proviene de una palabra letona ‘lauv’, que significa león, y nací en agosto, soy Leo, así que lo conecté todo.

SHANGAY ⇒ ¿Eres un Leo de pura cepa?
LAUV ⇒ Creo que sí. No sé mucho de signos, pero desde luego soy tozudo, y me gusta llamar la atención, así que encajo. También soy muy apasionado.

SHANGAY ⇒ Para How I’m Feeling has creado todo un universo multicolor utilizando los colores del arcoíris. ¿Por qué?
LAUV ⇒ Quise crearme personajes para distintos estados de ánimo, en función de cómo son las canciones del disco. De esa manera también se ve claro que las distintas partes de mi personalidad se ensamblan en armonía. Quiero celebrar mi libertad, y a través de todos esos colores lo logro.

SHANGAY ⇒ Doy por hecho que eres consciente del significado que el arcoíris tiene para la comunidad LGTBI. ¿Te preocupó en algún momento que por tu uso del mismo se diese por hecho inmediatamente que eras gay?
LAUV ⇒ Me daba igual. Me resultó extraño que se empezara hablar en un momento concreto de mi sexualidad, y que mucha gente quisiera etiquetarme, sin saber. ¿Qué más da? Por suerte, la sexualidad y el género son cada vez más fluidos y no deberían ser motivos de cotilleo. Es una actitud muy anticuada. Me siento afortunado de haber vivido siempre entre Nueva York y Los Ángeles, con muchos amigos que pertenecen a la comunidad, y siempre he sentido mucha aceptación para todo el mundo. Es muy triste que en ciertas partes del mundo no suceda lo mismo.

SHANGAY ⇒ También sabrás que cuando publicaste tu dúo con Troye Sivan, I’m So Tired…, en las redes sociales se dio por hecho que erais novios…
LAUV ⇒ ¡Ya! Lo cierto es que nos hicimos muy buenos amigos rápidamente. Estaba pasando por un momento complicado de ansiedad, a nivel personal y profesional, y él me ayudó muchísimo a superarlo. No es fácil enfrentarte a una depresión y a un trastorno obsesivo compulsivo, lo pasé realmente mal, y siempre le tuve a mi lado.

“La sexualidad y el género son cada vez más fluidos y no deberían ser motivos de cotilleo”

SHANGAY ⇒ ¿Cómo os conocisteis?
LAUV ⇒ En unos estudios de ensayo, ambos estábamos preparando nuestras giras, y un amigo común, Leland [cantante y compositor], nos presentó. Tocamos una vez juntos después, en California, y un día decidimos meternos en el estudio a ver que salía. No había ninguna idea de grabar un dúo, pero su voz quedaba perfecta en el tema y le pregunté si le apetecería que la publicáramos, y así fue.

SHANGAY ⇒ Menudo historial de colaboraciones potentes tiene ya en tu currículum… ¿Cómo haces para conectar con tantos artistas diferentes, y de éxito [en su álbum aparecen, además de Sivan, Anne-Marie, Alessia Cara o Sofía Reyes]?
LAUV ⇒ Hasta ahora, han surgido de manera espontánea, no he planeado ninguna. Me sigo sorprendiendo de que haya artistas interesados en colaborar conmigo. Conocí a BTS después de su concierto en Londres, y me pidieron que les hiciera un remix. Después se me ocurrió mandarles Who por si les apetecería cantar en ella, y lo hicieron encantados. Así con todos.

SHANGAY ⇒ Un dato curioso es que eres uno de los autores de Boys, de Charli XCX
LAUV ⇒ Sí, aunque debo decir que el estribillo ya estaba escrito cuando yo me incorporé a la composición, invitado por mi amigo Michael Pollack. Me resulta divertido echar la vista atrás y recordar ese momento, porque supuso escribir para otro artista, algo a lo que no estaba acostumbrado. Aún no he conocido a Charli en persona, por cierto…

SHANGAY ⇒ ¿Un artista con el que te encantaría colaborar?
LAUV ⇒ Con Chris Martin. Coldplay siempre me han gustado, y me encanta Martin como compositor.

“Hay mucha soledad en este mundo; estamos muy centrados en nosotros mismos”

SHANGAY ⇒ ¿No te dio miedo lanzar un álbum tan largo cuando hoy día no se estilan?
LAUV ⇒ Compuse unas cincuenta canciones para el disco, y mi plan era publicar quince. Cuando las fui seleccionando me di cuenta de que había tantas que me encantaban que debía publicar, para poder mostrar al mundo distintas facetas mías. Por eso, estoy procurando grabar vídeos de muchas; quiero compartir cuantas más caras mías, mejor.

SHANGAY ⇒ Para ser alguien que lucha continuamente contra sus inseguridades físicas, sorprende que estés haciendo tantos vídeos…
LAUV ⇒ Te aseguro que al principio lo odiaba, porque era mi peor crítico. Ahora disfruto mucho creando los conceptos de cada uno, y soy capaz de actuar con mayor naturalidad, y eso ayuda.

SHANGAY ⇒ Dices que de pequeño eras gordito, y eso te acomplejaba. Es evidente que te has machacado en el gimnasio…
LAUV ⇒ En una época me dio por las pesas de manera obsesiva, sentía que era mi manera de controlar la situación y por fin sentirme atractivo. Empecé hace unos seis años, aunque ahora llevo más de uno sin entrenar.

“Ya no me siento ni triste, ni tímido ni torturado, y quería que mi disco lo transmitiese”

SHANGAY ⇒ ¿Te parece bien que se etiquete tu música como ‘emo pop’?
LAUV ⇒ Escuchaba mucha música emo de adolescente. En este álbum creo que no se nota tanto la influencia emo, pero sí es cierto que definiría mi disco como ‘emocional’ , pero también quise incluir canciones divertidas sin más. Como ya no me siento ni triste, ni tímido ni torturado quería que mi disco lo transmitiese. Conecto fácilmente con mis emociones, sigo mis instintos, y la música me ayuda enormemente.

SHANGAY ⇒ ¿Cuál es tu canción favorita del álbum?
LAUV ⇒ Lo tengo claro: Modern Loneliness lo es todo para mí. Es un título que incluso me tatué antes de componer la canción. Me siento orgulloso de haber podido convertir en canción un sentimiento que me ha acompañado durante tanto tiempo. Un día conduciendo, me vino el estribillo, y en cuanto llegué al estudio me puse al piano y en una hora la tenía hecha. Hay mucha soledad en este mundo; estamos muy centrados en nosotros mismos, y siento que cada vez hay menos conexión real con otras personas. Es muy importante que, siempre que podamos, quedemos con nuestros amigos y tengamos largas conversaciones cara a cara.

SHANGAY ⇒ ¿Qué te ha llevado a convertirte en un aliado activo de la comunidad LGTBI?
LAUV ⇒ No entender que a mis amigos que forman parte de la comunidad haya quien se empeñe en verlos como diferentes. Recuerdo cuando uno de mis mejores amigos, que es compositor, salió del armario conmigo; la verdad es que ni me lo había planteado. ¿Cuál fue mi reacción? “Venga, vamos a componer una canción”, es que no tenía mayor importancia para mí.

Nadie debería sufrir por su identidad sexual o su género, es terrible que siga sucediendo, cuando lo que deberíamos hacer es celebrar a cada persona por cómo es. Cuando fui portada en Gay Times recibí comentarios terribles en mis redes sociales, hubo quien decía que estaba muy mal que hubiese hecho ese reportaje, leí cosas como “being gay is not OK”… Por eso he querido que mi apoyo a la comunidad sea lo más visible posible, para contribuir en la medida de mis posibilidades a erradicar este tipo de actitud.

SHANGAY⇒  Comentabas antes que el concepto de masculinidad tradicional te hizo mucho daño creciendo. ¿Crees que esa masculinidad tóxica va perdiendo fuerza?
LAUV ⇒ Quiero pensar que la situación está mejorando, que se ve cada vez más pasada. Me encanta ver lo normalizado que está que hombres lleven falda o se pinten las uñas. Y que cada vez somos más los que no tenemos miedo a lo que piensen de nosotros por ser como somos. No hay que tener miedo a ser original, a expresarte como desees, en libertad; es lo mejor que se puede hacer en este mundo. Cuando voy a clubs gais no sabes lo que disfruto viendo cómo en ese ambiente todo el mundo se enorgullece de cómo es y de compartirlo; nada que ver con bares heteros en donde muchos tíos están a la caza con una actitud que no mola nada.

“No hay que tener miedo a ser original, a expresarte como desees, en libertad”

SHANGAY ⇒ ¿Ha resultado 100% positivo para ti hablar abiertamente de tus enfermedades mentales y poner el tema encima de la mesa?
LAUV ⇒ Ha sido mayoritariamente positivo, porque he visto como, a raíz de hacerlo yo, más gente se ha incorporado a la conversación, para compartir sus experiencias. No negaré que en ocasiones me ha resultado estresante, porque no tengo respuestas para todo, solo puedo hablar desde mi experiencia personal, y a veces me abordan con preguntas a las que no sé contestar. Esa presión se me hace dura en ocasiones, pero al final me siento bien, porque sé que estoy haciendo lo correcto.

EL ÁLBUM HOW I’M FEELING DE LAUV ESTÁ EDITAD POR AWAL/EVERLASTING/POPSTOCK

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.