20/10/2020

Miguel Frigenti: “Me quiero casar joven, y mi novio está de acuerdo”

15 mayo, 2020

Tras revelarse como un verdadero azote en el polémico #MerlosPlace, acaba de estrena silla como colaborador en Sálvame. El idilio de Miguel Frigenti con la tele de entretenimiento viene de lejos. En sus años de instituto, Gran Hermano significó un horizonte profesional y el mejor refugio contra los acosadores de su clase. Ahora, con 32 primaveras y tras más de diez años pisando platós, no quedan dudas de que la ha convertido en su modo de vida.

Entrevistamos al periodista talaverano para sacarle todos los colores del arocoíris, desde el rojo pasión de su vida sentimental hasta el rosa oscuro, casi púrpura, de su compromiso LGTBI en televisión.

SHANGAY ⇒ Llevas años en tele, pero da la sensación que el #MerlosPlace te ha relanzado como colaborador imprescindible… ¿Sientes que es el mejor momento de tu carrera?

Marta López y Miguel Frigenti

MIGUEL FRIGENTI ⇒ Opinar que soy un colaborador imprescindible me parece exagerado, creo que imprescindible no hay nadie. He tenido momentos de todo tipo. De tener mucho trabajo y de que no sonara el teléfono… Al final te acostumbras a la incertidumbre. Sí que es verdad que desde que salgo en Sálvame observo más reconocimiento en el publico. Es el gran formato de la última década.

SHANGAY ⇒ Como íntimo de Marta López, ¿cómo definirías el drama?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ El tema funciona porque es más antiguo que el pecado: persona que presume de valores tradicionales lleva una doble vida. A la gente le encanta pillar al hipócrita con las manos en la masa.

SHANGAY ⇒ Y como periodista objetivo, ¿lo ves igual?
MIGUEL FRIGENTI Marta no está siendo consecuente. Ella creía que iba a poder parar esta historia cuando quisiera y dedicarse a comentar Supervivientes en Sálvame. Debe ser honesta y aceptar que ha sido contratada como personaje, y empezar a disfrutar de esta situación. No entiendo que ahora tenga la piel tan fina y diga que ella no quiere hablar de su vida… ¿Se ha olvidado de sus peleas en los platós con distintos personajes del universo Mediaset durante toda su carrera?

“He llegado a la conclusión de que Marta López y yo no somos amigos”

SHANGAY ⇒ ¿Qué crees que queda por saber del asunto?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Marta es el centro de atención, y ella tiene mucho que ver en eso. Si no quieres ser la protagonista de la tarde, no afirmes con tanta rotundidad que España temblaría si la gente supiera de tus relaciones. A veces creo que se equivoca, y es algo que me duele porque le tengo mucho cariño y considero que está bastante perdida.

SHANGAY ⇒ Hubo un momento decepción con Marta López. ¿En qué punto está vuestra amistad?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ No es que sienta decepción porque no creo que ella me haya hecho daño deliberadamente. Me apena que no haya sabido estar a la altura. Estaré siempre que me necesite. Después de meditar y reflexionar he llegado a la conclusión de que no somos amigos. Veo cosas que no me gustan y vemos la amistad de manera muy diferente, que no quita para que podamos llevarnos bien como compañeros y tener una buena relación en plató.

Miguel en el plató de ‘Sálvame’

SHANGAY ⇒ Se ve que eres un colaborador entregado, lo último que has hecho es raparte la cabeza en directo… ¿Vale todo por conseguir una silla en Sálvame o hay límites?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Si me dejé rapar la cabeza en directo es porque me parecería muy injusto no permitirlo cuando todos mis compañeros lo habían hecho. No fue una concesión que hice para garantizarme ninguna silla, era una cuestión de compañerismo. Con respecto a los límites, nunca le haría la zancadilla a ningún compañero. No todo vale.

Miquel Serra y los trillizos Frigenti

SHANGAY ⇒ En tus inicios te conocimos con tus hermanos Carlos y Alberto, erais los Trillizos Frigenti, aunque no sois trillizos… ¿Cómo nació el apodo y qué recuerdos guardas de aquello?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ En realidad no somos trillizos. Ellos son gemelos y tienen una unión que desde pequeño siempre he envidiado, y me ha hecho sentir algo desplazado. Lo de trillizos es algo obvio: hermanos y parecidos, éramos la versión gay de las trillizas de Julio Iglesias… Unos niñatos recién llegados a Madrid con ganas de comernos el mundo.

En ‘GH Límite 48h’

SHANGAY ⇒ Si te propusieran presentar un programa de televisión, ¿qué formato te gustaría conducir?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ El programa de mi vida es Gran Hermano. Cualquier cosa que tenga que ver con GH (una tira diaria, un debate…). Soñar es libre.

SHANGAY ⇒ ¿Y te atreverías a participar en un reality? ¿Has rechazado alguna oferta?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Nunca digas nunca, aunque considero que no es el momento. Ahora me toca centrarme en mi labor como periodista en televisión. Me han ofrecido entrar en realities varias veces, y por hache o por be no he sentido el impulso.

Miguel posa con la paella que ha cocinado

SHANGAY ⇒ Oye, a lo mejor te llaman para Masterchef Celebrity, porque en tus redes sociales demuestras lo bien que te desenvuelves en la cocina…
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Me gusta muchísimo cocinar. De pequeño me quedaba embobado observando a mi abuela cocinar para tanto nieto, y creo que no se me da mal. Eso sí, soy un desastre en la cocina, el resultado suele ser bueno, pero acaba todo manga por hombro… Soy muy desordenado.

Los hermanos Frigenti

SHANGAY ⇒ Otra de tus aficiones es el deporte, el gym. De hecho, gracias a él adelgazaste hasta diez kilos. ¿Por qué decidiste cambiar tus hábitos y qué importancia le das a cuidar tu físico?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Los cambios de peso han sido una constante en mi vida. En verano de 2016 me fui de vacaciones con mis hermanos a un hotel LGTBI y vi cada cuerpazo… No estaba a gusto con mi cuerpo y me propuse perder los kilos sobrantes de manera definitiva de cara al verano siguiente. Y no he vuelto a recuperarlos. He asumido que si quiero estar bien tengo que cuidar mi alimentación y hacer ejercicio.

SHANGAY ⇒ Has dicho que nunca has tenido relación con un compañero de trabajo, ¿pero con algún famoso sí? En caso afirmativo, danos una pista aunque sean las iniciales, a lo Aquí hay tomate
MIGUEL FRIGENTI ⇒ He tenido mis cosas, pero recuerdo un idilio con especial cariño con una figura muy importante de este país. Fue muy bonito, pero no funcionó. Las iniciales: XX.

“Nunca he sido infiel a mis parejas, en ese sentido soy muy leal”

SHANGAY ⇒ El Merlos Place es uno de los temas que nos están haciendo desconectar durante la cuarentena. ¿Te ha pasado algo parecido alguna vez, es decir, te han pillado (o has pillado) a un ex en un renuncio sentimental?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Me han puesto los cuernos y los he perdonado. Nunca los pillé in fraganti, acabaron confesándomelo con el tiempo. Supongo que el remordimiento hizo bien su trabajo. Los perdoné porque en ese momento me compensaba la relación; creo que depende mucho del momento personal en el que te encuentres. Yo nunca he sido infiel a mis parejas, en ese sentido soy muy leal.

Nuha y Miguel

SHANGAY ⇒ Por tus redes sabemos que tienes novio, vives con él y se llama Nuha… Preséntanoslo: ¿quién es él y en qué lugar se enamoró de ti?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Nos conocimos a la salida de Fabrik, esperando un taxi, después de una fiesta. Le propuse compartir taxi de vuelta a Madrid, pero no había sitio para todos porque él iba con sus amigos y yo con los míos. Al día siguiente me escribió un mensaje por Instagram y empezamos a hablar, pero no cuajaba la cosa porque yo soy muy seco. Cuatro meses después coincidimos en Torremolinos de vacaciones… y Cupido se encargó de todo. Empecé a bailar con él en un festival y me enamoré como un tonto. Volví a Madrid súper encoñado y la ansiedad se disparó. Los comienzos fueron muy bonitos pero muy agónicos, porque yo soy bastante intenso y demasiado impaciente; y no quería que él lo descubriera y saliera corriendo.

“Empecé a bailar con mi novio en un festival y me enamoré como un tonto”

SHANGAY ⇒ ¿Crees que el hecho de que los dos trabajéis en el medio es una de las claves de vuestra pareja?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Para nada, de hecho yo evitaba relacionarme con chicos metidos en el mundo de la tele; pero Nuha está más metido en la parte técnica y de edición.

SHANGAY ⇒ No has tenido muchas relaciones importantes en tu vida… ¿Qué tiene Nuha para que decidieras dar el paso de formalizar vuestra relación?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Me encanta su forma de ser. Hay mucha química y muchísima pasión, y me chifla su personalidad: siempre está dispuesto a ceder, es súper alegre y, ante todo, es buena persona. Me río muchísimo con él y no tiene ninguna tara. Además, nos gusta la misma música y nos lo pasamos muy bien juntos. Y lo más importante: respeta mi espacio.

Miguel y Nuha

SHANGAY ⇒ ¿Eres tan ‘peleón’ en pareja como en un plató?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ En la tele no hago ningún papel, pero es verdad que en GH solo muestro mi faceta peleona, porque tengo que juzgar a concursantes. En Sálvame se me está conociendo más, y eso siempre es positivo. En pareja, sigo teniendo esa faceta guerrera, pero también soy muy cariñoso y mimoso. Si algunos concursantes a los que he criticado me vieran hacer el moñas con mi novio…

SHANGAY ⇒ ¿Ha sido fácil vivir el confinamiento en pareja?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Pues ha sido más fácil de lo que pensaba, y estoy seguro de que vamos a salir reforzados de esta situación. El confinamiento nos ha servido para darnos cuenta de que somos muy compatibles y de que lo nuestro va en serio. Estoy muy contento en ese aspecto.

Frigenti y su perrita Nina

SHANGAY ⇒ Ya sé que tenéis una perrita a la que consideráis casi una hija, pero… ¿te ves casado en el futuro?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Yo me quiero casar joven, es algo que le he dicho a Nuha y él está de acuerdo. Quiero que a mi boda vengan mis padres y que ese día sea inolvidable para ellos y para nosotros. Si luego no sale bien, pues nos divorciamos, pero me gusta hacer lo que siento en cada momento. Creo que perdemos demasiado tiempo en pensar tanto las cosas.

SHANGAY ⇒ ¿Crees en las relaciones abiertas, poliamor u otros modelos de pareja no tradicionales?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Creo en el amor no encorsetado. Un amor sin etiquetas ni limitaciones.

SHANGAY ⇒ Da la impresión de que los culebrones gais no interesan tanto a la prensa rosa… ¿Eso está cambiando?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ No es porque no interese un culebrón que sea gay, es más bien porque hay pocos personajes gais en el mundo el corazón. Un culebrón interesa, independientemente de que sea gay o no, ya que traiciones, infidelidades y cuernos los hay en todas las parejas, tanto gais como heteros. El problema es que la mayoría de los personajes del mundo del corazón son heterosexuales.

“Un culebrón interesa, independientemente de que sea gay o no”

SHANGAY ⇒ ¿Es Sálvame un programa de “rojos y maricones”?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Eso de “rojos y maricones” fue un golpe en la mesa que Jorge Javier dio dialécticamente en un momento muy concreto; iba cargado de ironía, y creo que con la única intención de zanjar un debate que estaba enconado. Sálvame es un programa donde cada persona es libre para ser lo que quiera ser y pensar lo que quiera pensar, y así deberían ser todos los programas.

Frigenti y Belén Esteban

SHANGAY ⇒ ¿Qué papel tienen programas tan vistos cómo Sálvame a la hora de romper tabúes y dar visibilidad a colectivos como el LGTBI?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Tienen un papel muy importante. La televisión es un medio de comunicación de masas que normaliza muchas cosas y termina enseñando a su audiencia valores como tolerancia y respeto por lo diferente. Personas como Jesús Vázquez, Boris y Jorge Javier han normalizado en España la homosexualidad, y algunos como Boris o Jorge han reivindicado la pluma (tan criticada incluso dentro del propio colectivo). Es un trabajo importantísimo que los miembros de la comunidad LGTBI tenemos que reconocerles. Hace menos de veinticinco años muchísima gente desconocía que Jesús Vázquez, Sandra Barneda, el propio Jorge Javier o incluso Boris pertenecían al colectivo LGTBI.

“Sufrí bullying. ‘Gran Hermano’ me ayudó a evadirme de la pesadilla que vivía diariamente”

SHANGAY ⇒ Sufriste bullying… ¿Cómo lo viviste, cómo lo superaste y qué mensaje mandarías a chavalxs que están pasando por una situación parecida?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Sufrí bullying desde mi infancia hasta bien entrada mi adolescencia. Es algo muy difícil de gestionar que termina saliendo cuando menos te lo esperas. Te marca para toda la vida e influye en tu manera de relacionarte con los demás. Es una putada muy grande, algo que ningún niño debería vivir. La tele me ayudó muchísimo. Gran Hermano me ayudó a evadirme de la pesadilla que vivía diariamente. Cuando salía del colegio me iba a casa a ver el 24 horas. Observaba a los concursantes de GH: sus aventuras, sus historias de amor, y ellos no podían verme a mí. Estaba a salvo. A todos los que están sufriendo bullying les digo que nunca dejen de ser ellos mismos, que todo pasará, y que encontrarán su lugar antes de lo que piensan. Ser el diferente del rebaño al principio es duro, pero luego abre puertas a mundos geniales con gente maravillosa. El secreto es saber esperar y mantenerse firme en lo que eres. Luchar por ser uno mismo es duro, pero siempre terminas ganando a toda esa gente que te lo hace pasar mal

Frigenti y amigos en el Orgullo

SHANGAY ⇒ ¿Qué problemas LGTBI sacan tu faceta más reivindicativa?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ El bullying, el desprecio al colectivo y esa humillación a la que nos tenemos que enfrentar por culpa de cuatro mamarrachos llenos de prejuicios. Pero he de decir que si hay algo que realmente me saca de quicio es la incongruencia de aquellos que en público se muestran críticos hacia el colectivo y en su vida privada de manera secreta viven su homosexualidad con vergüenza.

SHANGAY ⇒ Este año nos quedamos sin el Orgullo LGTBI en la calle… ¿Qué significa el Orgullo para ti y cómo lo vives habitualmente?
MIGUEL FRIGENTI ⇒ Me encanta el Orgullo. El primero lo viví con 16 años, y desde entonces no me he perdido ni uno. Me vine a Madrid en autobús y aluciné en colores. Es la mejor fiesta que tenemos, le pese a quien le pese. Lo vivo con muchísimo entusiasmo e ilusión.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.