07/12/2019

Víctor Gutiérrez vuelve a La Palma (para darlo todo en La Isla Bonita)

27 septiembre, 2019
Léetelo en 17 minutos

Asegura que está en el ecuador de su carrera profesional y vive el que es su mejor momento. El waterpolista acaba de fichar por el Club Natació Terrassa y se acaba de trasladar a vivir allí. Viajamos con Víctor Gutiérrez a La Palma, una isla que conoció el pasado verano y a la que quería volver. Por eso es nuestro nuevo ‘chico de portada’ en uno de nuestros destinos preferidos, La Isla Bonita, que es como es conocida esta joya de Canarias.

En las puertas de un año olímpico –Tokio 2020 está a la vuelta de la esquina– Víctor nos cuenta cómo ha cambiado su vida desde que salió de armario, con aquella portada de Shangay que traspasó fronteras. En estos tres años y medio se ha convertido en un referente LGTBI y no cesa en su lucha particular por la visibilidad en el mundo del deporte.

Con él fuimos a algunos de los puntos más bonitos de La Palma, que no conoció en su viaje anterior. Como El Roque de los Muchachos –a 2.426 metros de altura, ‘techo’ de la isla–, donde está ubicado el que es uno de los observatorios astrofísicos más importantes del mundo.

Pero también hicimos una parte de ruta por coladas de lava, o bajamos a las impresionantes costas del norte [las piscinas naturales de El Charco Azul] para que posara en el salvaje Atlántico. En la maravillosa Playa de los Guirres se ‘calzó’ el uniforme de buceo para nuestra portada.

 

Portada de Shangay Voyager de otoño en la isla de La Palma. [Bañador: Addicted ]

SHANGAY ⇒ Tres años y medio de tu primera portada y ahora llega la segunda… ¿Qué ha cambiado en todo este tiempo?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Pues muchas cosas y, en el fondo, tampoco ha cambiado nada. Yo sigo con mi deporte, he terminado el doble grado de periodismo y un máster. Mantengo mis mismos amigos, mi familia. Realmente las cosas importantes no han cambiado en absoluto. Pero también es cierto que sí me han llegado muchas cosas buenas, como acercarme a muchísimas personas a través de las redes sociales. Me he formado como educador, y he podido acercarme al colectivo LGTBI. Estoy orgulloso, porque el paso que decidí dar al frente no se ha quedado en una portada y ya está, sino que he avanzado y algo he aportado a hacernos visibles en un mundo como el del deporte. Creo que desde 2016 –que fue cuando hicimos la portada y fui el primero–ahora hay un número mayor de deportistas que han salido del armario. Y me considero un poquito ‘culpable’ de que la gente vaya perdiendo el miedo.

SHANGAY ⇒ ¿Te sientes ya un chico de portada, una especie de Ana Obregón? ¿Te lo crees?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ En absoluto [risas]. De hecho lo paso fatal cuando llega el momento de las fotos, porque soy deportista y no modelo. Además, muy vergonzoso. Pero más allá de las fotos y las portadas, lo importante es el trasfondo. Que se dé visibilidad a una realidad dentro del deporte. Sobre todo ahora. Aunque mucha gente piensa que ya no tenemos nada por lo que luchar, están muy equivocados: la lucha está ahora más viva que nunca. Además, tal y cómo está el panorama… No podemos bajar la guardia. Por lo que creo que siguen siendo necesarias este tipo de portadas. Y este tipo de reivindicaciones.

“Es una isla que ha demostrado que tiene un compromiso con el colectivo LGTBI, que está avanzando en muchísimas materias y se ha puesto al día en ese sentido”

SHANGAY ⇒ ¿Por qué dijiste que sí a esta nueva portada en la isla de La Palma?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒  Decidí hacerla por muchos motivos. El primero porque es la segunda vez que vengo a la isla. Quería regresar. La conocí cuando vine al Isla Bonita Love Festival. Me encantó, quedé enamorado. Era mi primera vez y, como digo, me enamoró. Es, además, una isla que ha demostrado que tiene un compromiso con el colectivo LGTBI, que está avanzando en muchísimas materias y se ha puesto al día en ese sentido, en esa asignatura. Y hay un tercer motivo: es un lugar perfecto para el deporte. Hay un montón de turismo deportivo, mil actividades en ciclismo, montañismo, senderismo, submarinismo… Y es una pasada de bonita. Por lo que me siento muy identificado con La Palma: es un paraíso con una oferta deportiva que es una pasada, y por su vinculación al colectivo LGTBI.

Víctor se dio un baño en la Playa de Los Guirres, típica playa palmera de arena negra. [Bañador: AussieBum]

SHANGAY ⇒ Te hemos dado una paliza de playa, volcanes, naturaleza desbordante, solo para sacarte estas fotazas…
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Pues a pesar de que he estado en muchos de los puntos emblemáticos de la isla en muy poco tiempo, me voy con la sensación de que me queda muchísimo por descubrir. Con la sensación no, ¡con la certeza! Pero genial, porque es una excusa perfecta para volver. Es cierto que han sido dos días muy ajetreados, sin parar. Ha sido una maravilla pasar de estar en un volcán, a una zona rocosa, a un vergel de helechos en plena montaña, mar; y de nublado a soleado. Es que tiene de todo La Palma, no le falta nada. Me flipa.

SHANGAY ⇒ Esta segunda portada de Shangay supone también un punto de inflexión en tu vida deportiva, pues has fichado por un nuevo equipo, el Club Natació Terrassa. ¿Cómo lo estás viviendo?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ De una manera muy natural. Me siento mucho más maduro que cuando hice la primera portada con vosotros. Durante este tiempo he tenido ofertas anuales para marcharme de Madrid e iniciar una nueva aventura en otro país o ciudad, pero nunca me lo había planteado. Este año sí decidí dar ese salto e ir a Barcelona. Afrontar un nuevo reto y crecer. No es que me vaya muy lejos, pero sí es cierto que un cambio así es grande para mí, que siempre he vivido en Madrid. Me ha salido de la zona de confort. Vivir solo, nuevo equipo, nuevos retos… Pero lejos de afrontarlo con miedo e incertidumbre lo hago con muchísima ilusión. Muchas ganas. Me lo planteo como un crecimiento no solo deportivo, sino también personal. A veces en la vida nos hacen falta este tipo de desafíos para avanzar y estoy seguro de que me van a ir las cosas fenomenal. Estoy en un equipo súper competitivo, con unos compañeros que me han acogido desde el minuto uno. Y un club que apuesta al cien por cien por el deporte.

En las piscinas naturales de El Charco Azul: un waterpolista como pez en el agua…

SHANGAY ⇒ Además, lo haces a las puertas de un año Olímpico…
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Es verdad que el final de la temporada deportiva culmina con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y te mentiría si no te dijera que es una cosa que sí que tengo en mente. Cuando te cambias un equipo por otro más competitivo, y vas a luchar por todo, pues evidentemente también están ahí las opciones de poder estar en la selección. Hablaré con el seleccionador y valoraremos cómo podemos gestionar este tipo de circunstancias. Siempre he estado muy orgulloso de representar a mi país allí donde he estado, de defender los colores de España. De dejarme la piel en cada competición. Y, claro, la competición por excelencia de los deportes son los Juegos Olímpicos. Tengo esa espina clavada, y me gustaría estar en la cita de Tokio 2020, a pesar de que sé que es difícil. Pero lo que esté en mi mano lo voy a poner. Llevo trabajando muchos años, tres seguidos siendo el máximo goleador de la liga nacional, me he cambiado a un club más competitivo… Creo que el entorno lo voy a tener. Ojalá pudiese estar, ojalá hagamos otra portada aquí en La Palma después de agosto de 2020, después de Tokio, contando cosas buenas…

El Charco Azul está en la costa norte de la La Palma, en el municipio de San Andrés y Sauces. [Pantalón: X-ADNAN ]

SHANGAY ⇒ Dices que sí que ha habido otros deportistas que han salido del armario, pero lo cierto es que nadie ‘potente’ lo ha hecho. Ningún nombre mediáticamente conocido… ¿Qué falta? ¿Qué miedo hay en este mundo?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Desde mi punto de vista, creo que sigue habiendo muchísimo miedo. Al compañero, al rechazo del vestuario, a que en un campo de fútbol o en una pista de baloncesto te insulten. Y, además, creo que tiene mucho que ver que muchas de las noticias que nos llegan relacionadas con la homosexualidad son negativas. Como en un 90 por ciento se habla de agresiones, de insultos… son siempre malas noticias. Y esta falta de estímulos positivos lo que hace es que la gente diga “pues yo no me voy a jugar mi carrera deportiva y mi estabilidad emocional dando un paso que sé que me puede perjudicar”. Creo que hace falta muchísima más educación para que las cosas cambien. Sobre todo desde la base. No solo para esos niños y niñas gays, lesbianas o trans que, estén en el equipo de lo que sea, sientan que no les pase nada malo, que son absolutamente normales. Sino por el resto de compañeros, heterosexuales, que son quienes van a estigmatizar a esas personas. Si educamos a los niños y a las niñas, desde la infancia, en que la diversidad existe, cuando lleguen a una edad adulta, madura, ellos van a ver que hay una compañera transexual. Y lo van a ver como lo que es: como algo absolutamente normal.

“Creo que en el deporte sigue habiendo muchísimo miedo [a salir del armario]. Al compañero, al rechazo del vestuario, a que te insulten”

SHANGAY ⇒ El deporte de élite y una gran parte del mundo gay tienen en común la ‘dictadura de edad’: hay una cierta crueldad con las personas mayores. En el caso del deporte se sabe, además, desde que se empieza que las carreras profesionales tienen fecha de caducidad, y eso debe ser muy estresante…
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Es cierto… en el mundo del deporte las cosas se viven de una manera frenética, las decisiones se toman de una forma, quizá, más precipitada; se tiende a tener más prisa porque se sabe que el cronómetro está en marcha, vas siempre a contrarreloj. Depende de muchas cosas, pero normalmente a los 35 o 36 años tu carrera profesional termina, cuando en cualquier otro ámbito está despegando. Sí que da un poco de vértigo pensar en qué va a pasar el día después, porque encima es un mundo muy exigente. Empezamos con entrenamientos de cinco o seis horas diarias desde los trece o catorce años. Estás acostumbrado y sabes hacer eso. Es tu rutina y tu vida. Si aparte de quitarte tu pasión te quitan tu rutina, es aún más difícil. Por eso hay tantos casos de deportistas que no saben aceptar su segunda etapa, su 2.0 a la hora de reciclarse. Evidentemente claro que me da miedo que llegue el día en el que no pueda dedicarme al deporte porque mi cuerpo diga «basta». Pero para ello estoy formándome y estudié una carrera. Como digo, hice un doble grado en comunicación audiovisual y periodismo, y he terminado un máster. Estoy intentando hacer cosas porque sé que queda muchísima vida por vivir, y que el deporte es efímero, termina. ¿Encontrar una relación con el colectivo LGTBI sobre este hecho de dar tanta importancia a la edad? Pues sí que es cierto que puede haberla. Y más en estos tiempos en los que vivimos con ese exagerado culto al cuerpo, todo lo que ha envejecido o está pasado ya no sirve, lo desechamos. En el deporte se vive el momento. Hay numerosos deportistas con carreras gloriosas que en los últimos años han estado mal y les han apartado como si acabasen de llegar. Da igual lo que hayas hecho antes, lo que importa es el presente. Da igual lo bueno que hayas sido. Pero creo también que es un poco el reflejo de la sociedad en general, no solo referida al colectivo LGTBI o el mundo deportivo. Si nos sirves y eres válido, estamos contigo, en cuanto se te pasa el arroz o llega tu hora, vas al final de la fila o eres un cero a la izquierda.

“La Palma es un paraíso, una pasada, con una oferta deportiva que es una pasada, y por su vinculación al colectivo LGTBI”

SHANGAY ⇒ Eres un caso atípico y tienes el plan B, que es el periodismo. Pero también es cierto que es muy duro empezar en una carrera a esa edad cuando dejes el deporte…
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Ahora mismo estoy en el ecuador de mi carrera y, además, habiendo dado un salto como el que he dado, no me planteo nada más allá del deporte porque creo que mi mejor rendimiento está por llegar. Pero sí que es cierto que soy consciente de que a mi edad la gente lleva ya más de siete años trabajando, con muchísima experiencia y currículum. Y eso las compañías lo valoran. Pero también es verdad que tengo otras cosas que a lo mejor no se pueden poner el currículum, pero que las empresas también van a valorar: la capacidad de sacrificio, la disciplina, el liderazgo, pues he sido muchos años capitán de mi equipo. Esos valores que el deporte potencia. Mientras, procuro ir haciendo cosas que me permitan compatibilizar lo que he estudiado –y a lo que quiero dedicarme en el futuro– con mi vida actual, que para mí ahora es lo primero. Intento ir haciendo, poquito a poco, algo de currículum para no plantarme el día de mañana a cero. Pero sí que soy perfectamente consciente de que es algo que me puede pasar, que me digan “enhorabuena por todo lo que has estudiado, pero no tienes experiencia y no te puedo contratar”.

Impresionante vista de La Caldera de Taburiente desde El Roque de Los Muchachos, a 2.426 metros de altura. [Camisa: Wrangler; Short: AussieBum; Botas: Panama Jack]

SHANGAY ⇒ Y dentro del periodismo, ¿en qué sector te gustaría estar cuando llegue ese momento?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Pues no lo sé. Por ahora uso mucho la frase de Steve Jobs, “conectando los puntos”. Me la he apropiado. Quizá no sabes en cada momento por qué estás haciendo las cosas, pero quiero confiar en que todo tiene un motivo. Además del doble grado, me he formado como educador en la Comunidad de Madrid en temas LGTBI y de diversidad. Estoy seguro de que esas piezas en algún momento van a encajar, esos puntos van a conectar, y todo lo que he hecho además con mi carrera deportiva, va a tener una salida. No quiero cerrarme ninguna puerta. Además, creo que soy una persona válida.

Víctor, ante un impresionante paisaje de lava en la zona de Las Manchas. [Camisa: Wrangler; Pantalón: ES Collection; Botas: Panama Jack]

SHANGAY ⇒ Volvamos a tu salida del armario. Te dio una gran fama, te convirtió en un referente en medios generalistas y hoy eres un personaje respetado en ese campo. ¿Eso da vértigo? ¿Ha despertado envidias y enemistades?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Una de las cosas de las que más orgulloso estoy es que una vez que salió la portada –con la gran repercusión que tuvo, porque en ese momento en España era el primero– es de haber seleccionado muy bien los pasos que he dado. Cuando pasó me ofrecieron muchas cosas, desde ir a realities de televisión o programas de entretenimiento. Habría sido un camino fácil. Pero decidí que no. Era consciente de que quería darle una forma al mensaje. Siempre he pensado que este pierde credibilidad si un día lo digo en un lado y, al día siguiente, en otro que no tiene nada que ver, con un formato diferente. Eso también me ha traído tener una cierta buena imagen, conseguir un respeto. Si no hubiera sido así no hubiesen contado conmigo para ciertas cosas. Es un camino más difícil, y está peor pagado –o directamente no está pagado– pero creo que el trabajo que se hace y las consecuencias que tiene, el impacto conseguido, es mucho mejor. En ese sentido estoy muy orgulloso. ¿Qué me ha traído algunas enemistades? Pues también es verdad. Pero es normal, no se puede caer bien a todo el mundo. Y cuando eres más visible, pues hay más gente que te apoya, pero también más a la que no le gustas o que no te puede ni ver. Pero lo cierto es que nadie me ha mandado un mensaje diciéndome nada malo. Ni me lo ha dicho a la cara tampoco. Sé que tengo mis cosas buenas y mis cosas malas, como todo el mundo.

SHANGAY ⇒ ¿Las decisiones tomadas, esos pasos que dices que has dado, han estado condicionadas por tu formación en el mundo de la comunicación?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Total y absolutamente. Para eso he estudiado dos carreras. Me ayudaron a sopesar los pros y los contras de cada cosa. Además, considero que si el hacer pública tu orientación sexual te da una visibilidad mediática y coges el camino fácil, pues hay mucha gente que pueda pensar que has salido del armario para la fama. He estado diez años en mi equipo, ahora me he cambiado a otro en un paso muy importante en mi carrera deportiva. Tras mi portada de Shangay he sido tres años pichichi de la liga y he conseguido mis mejores logros en ese terreno. He terminado mis carreras y mi máster, me he formado como educador en diversidad… Cuando tomé la decisión de salir del armario se me abrieron dos caminos, un fácil y otro que fue seguir con mi vida. Hay quien pueda pensar que me he aprovechado. Pero a mí no me ficharon en mi nuevo equipo por ser maricón, sino por ser bueno. No he aprobado dos carreras por ser maricón, sino porque he estudiado. Me he metido en un curso de formación para ir gratis por la comunidad de Madrid dando charlas, y lo hago porque estoy comprometido. ¿Que me sale un conferencia a nivel personal y me la pagan? Pues claro que digo que sí. ¡Bienvenida sea! Pero cuando voy por la Federación, son cero euros. El paso que he dado es por compromiso. Aunque eso no quiere decir que sea gilipollas.

SHANGAY ⇒ Estamos en La Palma y eres un viajero por partida ‘doble’, por un lado con tu equipo para competir y luego porque te gusta hacerlo en tus vacaciones, como cuando viniste a La Palma por primera vez…
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Siempre he pensado que viajar abre la mente. Es la mejor manera de valorar lo que tenemos. Es una manera de comprender otro tipo de culturas. La Palma ha sido un destino absolutamente maravilloso y es un destino que incita al deporte.

En El Roque de Los Muchachos está uno de los observatorios astrofísicos más importantes del mundo. [polo: X-ADNAN; Short: Addicted; Deportivas: Victoria

SHANGAY ⇒ ¿Volverás?
VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Ya te he dicho que sí, me queda mucho por ver, sobre todo la zona del Sur , que solo la he visto de pasada desde los volcanes y muero por ir a esas playas…

Además, si resulta ser olímpico y viene con medalla, pues qué mejor que volver a subir al Roque de Los Muchachos y posar con ella con la imponente Caldera de Taburiente al fondo…

Fotos: JOAN CRISOL
Estlismo: JORGE GONZÁLEZ
Con la colaboración de Turismo de La palma
(visitlapalma.es)

Agradecimientos: Hotel Hacienda de Abajo
Coordinación: Your Event

Una isla llena de historia

En la Plaza de España de Santa Cruz de La Palma. El centro histórico de la ciudad es pura historia de Canarias. [Pantalón: Roberto Verino; Polo; X-ADNAN]

La Palma es una joya de la naturaleza. Pero sus ciudades y pueblos derrochan historia. La capital es Santa Cruz de La Palma, en la que Víctor posa en la plaza de España con el Ayuntamiento renacentista al fondo. Es uno de los mejores ejemplos de esta arquitectura en Canarias. Toda la ciudad es una joya y su centro histórico es un una auténtica maravilla.

En la calle Real de Los Llanos de Aridane, a lo Cantando bajo la lluvia. [Polo: X-ADNAN; Pantalón y deportivas: del estilista]

La otra población importante es Los Llanos de Aridane, cuya céntrica y colorista calle Real es una maravillosa mezcla de arquitectura típica canaria y colonial. En toda la ciudad hay un museo al aire libre de arte contemporáneo que se va incrementando con los artistas más cotizados del mundo, como Albert Oehlen, cuya obra se expone en museos como el MoMA y que tiene una espectacular casa precisamente en la calle Real.

 

Un micro continente

El Cubo de La Galga –como el Bosque de Los Tilos– es un paraíso para los botánicos. Recordemos que toda la isla es Reserva Mundial de la Biosfera. [Chequeta: Bershka; Short: AussieBum; Botas: Panama Jack]

La Palma es una isla de contrastes. Cierto que la frase parece un tópico, pero no es menos cierto que es así. Es un microcontinente con todo tipo de climas y, por ello, de paisajes. Desde impresionantes coladas de lava –como en la que vemos a Víctor en la zona de Las Manchas, donde está La Cueva de Las Palomas– hasta la espectacular vegetación de El Cubo de La Galga . Hay que recordar que toda la isla es Reserva Mundial de la Biosfera. Por ello se puede disfrutar de experiencias tan espectaculares como La Ruta de Los Volcanes, tirarse en parapente por sus cumbres o hacer kitesurf en sus costas. Por algo es el paraíso de los amantes de la naturaleza. Por algo es la Isla Bonita.

Guía útil para moverte por La Palma

La marmota

Es el primer bar LGTBI de la isla y todo un referente. Una preciosa terraza tanto para comer o cenar, como para tomar una copa ante una espectacular puesta de sol. Es el epicentro del Orgullo palmero, organizado por el Colectivo Violetas.

Avda. de la Constitución, 1 · Tazacorte · Tel: 664139750

Rompecabos

¿Un pescadito fresco frente al mar? Este es el sitio. En las piscinas naturales El Charco Azul, la mejor cocina típica y de mercado. Puro sabor palmero en una espectacular terraza en la costa norte de la isla.

C/Melonar, 15 · San Andrés y Sauces · Tel: 922452548

Para bucear

Todo lo que necesitas lo tienes en el Club El Caboso, tanto en material (les llamas y te lo llevan) como en cursos y organizando excursiones. Los fondos de La Palma son espectaculares…Tienen su sede en El Puerto de Tazacorte.

Club El Caboso · El Puerto de Tazacorte · Tel: 699180364

Alquilar coche

Es imprescindible tener uno en tu viaje: lo necesitas para todo. Pero en Viajes Oasis La Palma te pueden ayudar también al resto: desde una maravillosa casa rural hasta conseguir los mejores vuelos.

Viajes Oasis · Tel 922434409 www.oasislapalma.com

Hotel Urbano

Valle Aridane es un pequeño hotel urbano en el centro de Los Llanos de Aridane. Precios muy competitivos con espectaculares vistas a La Caldera.

Glorieta Castillo Olivares, 3 · Los Llanos de Aridane · Tel: 922462600

El descanso del guerrero en una hacienda azucarera del XVII

Como ya hemos dicho en el reportaje, Víctor Gutiérrez pasa la mayor parte del día en una piscina, pero entrenando. Por ello, disfrutó de una manera diferente bañándose en el Hotel Hacienda de Abajo, en el municipio de Tazacorte.

Es una antigua hacienda azucarera del siglo XVII, entre plataneras, y que acoge una de las colecciones de arte más importantes de Canarias. La suite principal ha cautivado a estrellas como Mónica Naranjo, Cayetana Guillén Cuervo y Paloma San Basilio.

Su comedor es una joya gastronómica, y la piscina está en medio de un jardín botánico con plantas que solo pueden verse allí o en los Kew Gardens de Londres.

Alaska, Nacho Canut, Ana Rosa Quintana, la cantante LP, Pablo López… son solo algunos de los famosos que han caído rendidos ante el encanto de este maravilloso hotel.

 

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.