03/03/2021

Naive Supreme en ‘Generación Selfi’: “OnlyFans es el lugar perfecto para compartir sin censura”

28 diciembre, 2020

¿Se pueden combinar arte y sexo? Por supuesto, Naive Supreme lo tiene claro. Productor musical, artista visual, DJ y más, lo hace ahora, más que nunca, desde que ha creado un OnlyFans que le permite trabajar sin censura.

Imposible definirle. De hecho su no género y su deseo de huir de cualquier clasificación normativa permite utilizar con Naive Supreme el masculino, el femenino y el neutro, como hace él/ella/elle todo el rato. De igual manera que, como tiene familia angloparlante, el mix de español e inglés es constante. Y la inquietud de este artista de 27 años, de origen canario, viajero empedernido –salvo en 2020, claro– y actualmente afincado en Madrid.

Aliado inseparable de María Forqué, es productor de sus dos discos como Virgen María, y en la actualidad está volcado en el OnlyFans que ha creado junto a su chico [@naivetauro], en donde combina su faceta musical con la sexual, que para Naive Supreme es lo ideal. ¿Música electrónica, Photoshop y sexo explícito? Tiene claro que es lo que más le satisface.

MARICA Y NÓMADA POR DERECHO

“Nací en Tenerife, y toda mi infancia, y parte de mi vida hasta ahora, la pasé entre esa isla, La Palma (de donde es mi madre) y Londres, porque tengo familia por parte de mi padre vive allí. Supe que era maricón en cuanto tuve uso de razón. Las mujeres me parecen preciosas, pero nunca he querido follar con ellas… y siempre he tenido una maravillosa relación con mujeres. De hecho, mi mejor amiga es María [Forqué].

A mis padres les encantó que fuera marica desde que lo supieron, y eso fue liberador. Y en el instituto (estudié unos años en Londres y el resto en La Laguna) sufrí cero bullying, porque, con las pintas que llevaba, enseguida me hice amigo de los más quinquis, así que estaba bien segura.

A los 18 estaba ya trabajando para Sony América como compositor (me enchufó mi tío) y ya estaba haciendo pasta, así que me independicé y me fui a estudiar a una universidad estadounidense lo que denominaban “sound design”. Además de hacer música, desde pequeño utilizaba el Photoshop para dibujar, y se convirtió en una herramienta más de expresión artística para mí. Y es que ya sabemos que para que la gente se interese por tu música a día de hoy, tiene que acompañarla una buena foto”.

SENSACIÓN DE EXPRESAR

“A los 19 me fui a vivir a Barcelona. Conocí a un chico genial, con el que estuve año y medio, y que murió en un accidente de coche. Entonces empecé a escribir mucho más y a potenciar mi creatividad, porque fue entonces cuando me di realmente cuenta de que la vida es efímera.

No quería limitarme a un medio, sino expresarme con todos los que tenía a mano. Porque siento que expreso igual cuando le produzco un tema a María [Forqué] que cuando subo una foto o un vídeo; lo que pienso lo transmito a través de lo que creo. Como venía de escribir hooks de pop para Sony, aunque me pagaban genial pensé que era el momento de aplicar todo lo que sabía para mis proyectos personales.

Tenía cierto trauma derivado del pop porque estaba muy acostumbrado a estructuras cerradas, y gracias a que conocí a personas con mis mismas paranoias empecé a evolucionar. Me marché a Londres, donde empecé a trabajar en el sello XL, donde me pusieron a currar con Azealia Banks, que odia a las maricas, real. Esa fue mi llegada allí…”.

BENDITA SEAS, MARÍA

“Conocí a María [Forqué] hace cuatro años, a través de una amiga que la odiaba, pero que creía que a mí me iba a gustar. Fue ver su Instagram y ¡yasss, bitch! La invité al día siguiente a que viniese a pinchar a Londres y conectamos enseguida, porque es mamarracha pija como yo: los dos hijos únicos, con padres artísticos raros…

Enseguida empezamos a hacer música juntos, y como Virgen María ya ha publicado G.O.D. (2019) y Devil, justo antes de la pandemia. Ha sido una putada no poder ver a la gente reaccionar a esas canciones por culpa del puto COVID; solo una vez, en Berghain, que fuimos a hacer un live unos meses antes del confinamiento… Lo próximo que queremos sacar es un dembow hardcore“.

ONLYFANS COMO VÍA DE EXPRESIÓN ARTÍSTICA

“Nos planteamos comenzar a utilizar OnlyFans como otro canal de promoción para Virgen María, para que pudiese subir cosas sin censurar que en otras redes no puede. Los dos tenemos nuestro pasado como strippers, y a mí todo el mundo relacionado con el sex working me encanta. En esos entornos es donde realmente conoces a la gente como es.

Me parece que OnlyFans es el lugar perfecto para compartir cosas sin censura. Así que María se abrió el suyo, y yo, uno con mi novio. Siempre me gusta hacer proyectos acompañado; igual que hago música con María, me parecía muy fun hacer porno con mi chico. Y él ningún problema, porque hace unos años trabajó como escort. Lo dejó por un curro de diseño gráfico con el que gana más, pero obviamente, el puterío no ha dejado de interesarle” [risas].

MI SEXO, MI MÚSICA, MI ONLYFANS

“Siento que la sexualidad está siempre presente en la música. Pienso en Rosalía, Paloma Mami, J Balvin…, pero esa sexualidad nunca la ves de verdad, es como un puto secreto. Yo escribo canciones sobre mi novio porque I like fucking my boyfriend, y me encanta su polla. Y es guay dar la opción de que si vas a consumir mi música, también comparta eso.

Es demasiado fina la línea entre Instagram y OnlyFans; en la primera, si en un microsegundo de un vídeo se me sube un poco el pantalón, censurado. Yo quiero compartir mis cosas con libertad, no ir de punki en Instagram, porque eso no es auténtico, sigues una reglas. En my OnlyFans soy punk, y punto. Y también podemos ligar con gente que nos escribe, porque tenemos una relación abierta”.

LA FANTASÍA EN TORNO A MI(S) CUERPO(S)

“Me gusta crear una fantasía en todas mis imágenes, como si fuera un drag haciendo una performance, y por eso me curro mis fotos tanto como mi porno. Soy bastante no género, y gracias al Photoshop puedo ser completamente aquello que quiero, y como me siento en cada momento. Porque no me quiero operar. Ni me interesan los estándares de belleza tradicionales; al contrario, quiero desafiarlos.

Si un día me siento muy mujer y quiero mostrar esa feminidad, tengo cómo hacerlo. Hay que naturalizar esa opción de que puedo tener todos los cuerpos que quiera en una sola imagen virtual. Estoy cómodo así, compartiendo esa digitalidad. Porque en esta nueva realidad cada vez incorporaremos más filtros; lo que hay que aprender es a convivir con ellos sanamente. Porque un filtro es como una chaqueta, de quita y pon, no eres tú”.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.