22/09/2019

Ricky Merino cierra una etapa rodeado de amigos en su concierto de Madrid

11 mayo, 2019

Madrid, capital de España. 10 de mayo de 2019, 20:00h. A escasos metros de la parada de La Latina, un variopinto grupo de personas hacía cola para entrar a la Sala Shoko. Quedaba una hora para que empezara el concierto especial de Ricky Merino junto a la Mother Earth Rock Band y se notaba en el ambiente. En un pequeño bar de enfrente, regentando por un señor chino experto en cortar jamón, los técnicos de luces y sonido tomaban algo antes de que diese comienzo la función. Desde el bar se podía ver dónde empezaba la fila pero no dónde terminaba. Lo cual no era de extrañar, pues las entradas llevaban horas agotadas.

Quedaba poco tiempo para que el reloj marcase las nueve, las puertas se abrieron y una expectante multitud comenzó a llenar la sala de conciertos. En el palco superior, amigos y familiares del artista buscaban su hueco para disfrutar del espectáculo. Su madre no podía faltar, pero tampoco compañeros como Cepeda, Marina Jade, Thalía o Famous ni amigos como la humorista Carolina Iglesias (más conocida como Percebes y grelos), el escritor y compositor Lluís Mosquera, el actor Víctor Palmero o el bailarín Giuseppe Di Bella.

Un repentino destello de luz y un par de acordes por parte de la banda bastaron para que Ricky Merino saliese a comerse el escenario. Empezó pisando fuerte, presentando el que será su segundo single, A mi maneraque aunque comparte título con la mítica ranchera de Vicente Fernández, poco tiene que ver. Pista: la vais a bailar en vuestra discoteca de confianza.

Durante todo el concierto, el mallorquín versionó algunas de las canciones que marcaron su paso por Operación Triunfo, como Let Me Entertain You de Robbie Williams –en la que todo el público sacó carteles en donde se podía leer «Esto acaba de empezar»– o The Time Of My Life, que cantó junto a Nerea Rodríguez justo después de hacer una accidentada imitación del baile de Dirty Dancing, en el que Nerea terminó perdiendo la petaca entre sus pantalones. También aprovechó la ocasión para cantar junto a compañeros como Agoney, que tras interpretar Mientes afirmó entre risas que le gustaba Ricky cuando compartían academia; o Raoul, que también se subió al escenario para presumir de chorro de voz cantando This Is A Man’s World junto a su amigo.

Quizás uno de los momentos más divertidos de la noche fue cuando, junto a Ana Guerra, Ricky cantó el primer single de la canaria. Desde arriba se podía sentir la euforia del público al ritmo de Ni la hora.

 

Noemí Galera, la que fue su compañera en el chat de OT 2018, no quiso faltar en un concierto tan especial y le hizo llegar una breve carta que Ricky leyó emocionado micrófono en mano. «Hay una señora a 600 kilómetros que se siente muy orgullosa de ti», dijo por escrito la directora de la academia. 

Después de tres cambios de vestuario, un repertorio con canciones de todo tipo y varias banderas arcoíris, Ricky Merino cantó La revolución sexual junto a todos sus compañeros excepto Thalía, que no bajó al escenario a pesar de encontrarse entre el público; homenajeó a su compañera Mireya terminando con Madre Tierra; y justo cuando parecía que el concierto había terminado, se volvieron a encender las pantallas y proyectaron el que será su próximo videoclip. ¿Estáis preparados para ver a Ricky Merino empapado? Yo creo que no.

Queda claro que este concierto supone un punto de inflexión. Ricky Merino, año y medio después de su salida de la academia y con su primer y polémico videoclip a punto de alcanzar el millón de reproducciones, cierra una etapa para empezar otra. Se despide de las versiones para centrarse en su disco, que saldrá a final de año; deja OT 2017 atrás para centrarse en un futuro profesional que, seguro, vendrá cargado de éxitos.

Fotografías de raúl RODRÍGUEZ

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.