24/10/2020

Manolo Caro: “¿Hasta dónde llega la libertad si hay lugares en los que salir del armario te puede costar la vida?”

11 septiembre, 2020

Tras la gran aventura que supuso La casa de las flores, el mexicano Manolo Caro cambia de registro (“me apetecía retarme y experimentar’) en su nueva miniserie, Alguien tiene que morir, que ha realizado en España y que se estrena el 16 de octubre.

Para evitar comparaciones fáciles, Manolo Caro decidió probar un nuevo género en esta nueva aventura, en la que se ha rodeado de un grupo de actores entre los que están Carmen Maura, Cecilia Suárez, Ernesto Alterio, Alejandro Speitzer, el bailarín Isaac Hernández, en su debut como actor (ellos dos interpretan a la –¿supuesta?– pareja gay de la serie), Ester Expósito y Carlos Cuevas. “Quería ambientarla en un momento de gran opresión social”, recuerda. “Y Cecilia, cuando se lo conté, me dijo ‘¿Vas a hacer algo que no sea comedia?”. Le respondí que sí, porque quería evitar comparaciones y probar algo nuevo”. Solo hay un género que confiesa que no le llama nada: “No me gustan las películas de terror”.

En un principio pensó que Alguien tiene que morir fuese un largometraje, pero cuando vio la miniserie A Very English Scandal cambió de opinión. “Así que decidí hacer una serie de tres capítulos, y me puse a escribir”. Y también a pensar en el reparto, “porque sin los actores con que he contado no funcionaría”.

SHANGAY ⇒ Tras trabajar en La casa de las flores con Verónica Castro, ¿qué supone dirigir en esta ocasión a otra grande como es Carmen Maura?
MANOLO CARO ⇒ Tengo esta asignatura pendiente constante, y es que me encanta darle su lugar a grandes ídolos. Siempre que me preguntan con quién sueño con trabajar, nunca se me ocurren actores jóvenes, o de moda, siempre pienso en las grandes estrellas con que crecí. Me enteré de que le gustó mucho La casa de las flores porque me lo mandó decir con una amiga común. La invité a comer un día en Madrid y me dijo que quería trabajar conmigo. En ese momento le dije que ya tenía el proyecto perfecto.

“Los emails más bonitos que he recibido en mi vida me los ha escrito Carmen Maura”

SHANGAY ⇒ ¿Cómo ha sido el trabajo con ella?
MANOLO CARO ⇒ De mis mejores experiencias profesionales. Habrías pensado que todo el mundo se pondría tenso cuando entrase en el set, pero todo lo contrario: era la más cariñosa del mundo. Tengo muchas anécdotas del rodaje. Como cuando nos contó que había aprovechado su día libre para ver Élite y así conocer el trabajo de Ester Expósito antes de trabajar con ella. Es una mujer muy dispuesta, llena de modernidad, y tenemos una relación muy estrecha. De hecho, los emails más bonitos que he recibido en mi vida me los ha escrito ella; los quiero imprimir y guardar como si fueran cartas.

SHANGAY ⇒ También vuelves a contar con jóvenes actores muy guapos, otra especialidad tuya. Entre ellos, Carlos Cuevas, todo un icono LGTBI…
MANOLO CARO ⇒ Tenía muchas ganas de trabajar con él, ya lo había intentado un par de veces pero no pudo ser por problemas de fechas. Le ofrecí un personaje en Alguien tiene que morir porque es completamente opuesto a todo lo que ha hecho antes. Cuando leyó el guion me dijo: “Nadie me había llamado para hacer de malo” [risas].

SHANGAY ⇒ Siempre procuras plantear cuestiones candentes en la comunidad LGTBI en tus trabajos. ¿Por qué has querido hablar de la homofobia en la España franquista ahora?
MANOLO CARO ⇒ Para mí es importante alzar la voz ante cuestiones que me atañen, y ponerlas sobre la mesa. No solo quería hablar de la opresión y la persecución a que sometían a las personas homosexuales en la España de los 50, quería dejar claro que si miramos la situación en Rusia o en ciertos países de Latinoamérica, por ejemplo, es algo que sigue pasando.

“Crecí en un mundo en el que no había personajes en la ficción con los que me pudiera identificar. En México, los únicos personajes homosexuales que veía eran caricaturas”

¿Hasta dónde llegan la aceptación y la libertad si hay lugares en que salir del armario es hoy un problema que te puede costar la vida? Hay que dar visibilidad a estas cuestiones para que la sociedad se conciencie de que no pueden seguir existiendo. Alguien tiene que morir no es un drama político, sino familiar; reflejo un microcosmos que al final no deja de ser reflejo de un país, en este caso, España. Y reflejo esa relación entre padres e hijos, cuando los padres creen dignificar a la familia haciendo de menos a un hijo por ser maricón.

SHANGAY ⇒ ¿Siempre vas a procurar que haya un toque reivindicativo LGTBI en todos tus proyectos?
MANOLO CARO ⇒ No sé si va a pasar siempre, pero voy a procurar dar visibilidad a cosas que pasan en mi vida. Pienso mucho en las nuevas generaciones, aun considerándome una persona joven. Si puedo contribuir a hacer la vida más fácil para mi sobrino o un vecino, seré feliz. Yo crecí en un mundo en el que no había personajes en la ficción con los que me pudiera identificar, que pasaran por los mismos conflictos que yo. En México, los únicos personajes homosexuales que veía eran caricaturas, y me dolía no poder verme reflejado en las historias.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo viviste que la reacción a La casa de las flores fuese mucho más radicalmente dividida a partir de la segunda temporada?
MANOLO CARO ⇒ Al principio lo llevé muy mal. Con la tercera temporada me reconcilié con el proyecto y con el público, porque ha funcionado mucho mejor que la segunda. Son cosas que pasan; en ocasiones, el momento es el perfecto para estrenar y se dan todas las circunstancias para que el público empatice. Las expectativas después de la primera temporada, con gente tan fanática, eran muchas, y hubo gente a la que no le gustaron los cambios que propusimos, y hubo quien me terminó odiando [risas]. La casa de las flores ha sido como una montaña rusa, pero es la razón que me tiene aquí ahora.

SHANGAY ⇒ ¿Tienes ya más proyectos a la vista?
MANOLO CARO ⇒ El siguiente lo voy a hacer también en España. Me han recibido muy bien y me siento cómodo en este país, se ha vuelto mi segunda casa. Disfruto muchísimo trabajando aquí. En cuanto haya vacuna, empezaremos a trabajar.

FOTOS: FERNANDO MARROQUÍN

LA MINISERIE ALGUIEN TIENE QUE MORIR SE ESTRENA EL 16 DE OCTUBRE EN NETFLIX

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.